domingo, noviembre 19, 2006

ETA es la llave de la III República. ZP, el hombre que derrotó a Franco.

Pequeño ensayo sobre las motivaciones presidenciales en el bautizado como "Poceso de Paz". La historia del proceso tal como nos la cuentan los socialistas no se sostiene. Avanzo una hipótesis: Rodríguez Zapatero no sólop quiere pasar a la Historia como el Pacificador, sino, sobre todo, como el Hombre que derrotó a Franco y fundó la III República



Se discute en todas partes el estado de salud del "Proceso". Muchos izquierdistas están ansiosos y con la boca grande señalan que está roto, mientras con la boca pequeña indican que ojalá que se rompa de una puñetera vez. Es falso que solamente la derecha sociológica esté hasta el gorro del sonrojo que nos está haciendo pasar este Gobierno y particularmente el presidente Rodríguez. Se discute mucho la cuestión. Pero ¿estamos discutiendo la “verdadera cuestión”?
Muchos en la izquierda creen que se está hablando demasiado y que no vendría mal un poco de discreción. ¿Alucinante? No tanto. Pero no son menos los que creen, en un análisis apresurado, que hablando o sin hablar, Rodríguez se ha metido solito en un charco y que sus intentos de salir con dignidad de él son tan ridículos e indignos que, si no se tratase del tema que se trata, buena parte del país estaría por el suelo, doblándose de la risa. Pero se trata de un asunto sucio y repugnante que nos impide reírnos.
Se podría pensar que Rodríguez El Infatuado, a pesar de sus limitaciones intelectuales, está empezando a comprender qué ha hecho y sobre todo cómo lo ha hecho. Desde ese punto de vista, el charco le debería estar pareciendo a estas alturas un inmenso océano. Aunque el tamaño no tendría la mínima importancia de contar con el apoyo de la derecha sociológica, de la derecha partidista y de las víctimas. ¿Es esto lo que está empezando a ver Rodríguez? Podría ser una parte de la verdad. Pero no toda.

Por el momento, está solo, solo con su tropa. Es obvio que no quería El Infatuado compartir el éxito con nadie y que ya se veía como El Pacificador, gobernando hasta que un chico de los que hoy hacen el equivalente al COU le ganase unas elecciones. Es posible que empiece a sospechar que las cosas no van como debieran ir, como soñó que fueran. ETA le está poniendo en dificultades evidentes. Se discute mucho cuál será su reacción, pero si atendemos a los antecedentes no es difícil imaginar por dónde irán los tiros, frase hecha más que pertinente.

Entre los antecedentes podemos encontrar que el presidente Rodríguez firmaba con una mano un Pacto con el Gobierno del PP y con la otra sostenía el teléfono para ordenar que miembros de su partido mantuvieran contactos con ETA-Batasuna, a espaldas de la dirección regional, cuya política era la de una férrea alianza entre las fuerzas constitucionalistas en el País Vasco. O sea traicionaba al mismo tiempo al PP, al Gobierno Aznar, a la dirección regional del PSOE, a la opinión pública y, después, a los votantes, a los cuales nunca informó de que era contrario al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo y partidario de negociar con ETA. Mientras en la oposición se reunía a la vez con el Gobierno y con ETA-Batasuna ¿supo que la banda terrorista iba a declarar su famosa “tregua indefinida” cuando llegase al Gobierno?¿Informó de ello al Gobierno Aznar? Carezco de datos, como casi todo el mundo, pero los acontecimientos presentes hacen muy probable que así fuese. Los aparentes súbitos cambios políticos de Rodríguez son poco creíbles. Resulta más lógico pensar en una coherencia oculta ¿Cuál?

Cuando ya fue pública y notoria su disposición a negociar con los asesinos en serie, se decidió a deshacerse de cuanto servidor público podía molestarle en sus planes. Tuvo éxito con Fungairiño y sigue intentándolo con el Defensor del Pueblo, Enriqe Mújica. ¿Por qué molesta tanto Mújica?
Se le advirtió que no podría enfrentarse con la banda terrorista sin un consenso político y social amplio. No le importó, sus perros de presa han repetido por activa y por pasiva que la derecha prefiere que ETA siga matando, o sea, que por obtener réditos electorales no le importa que maten de vez en cuando alguno de sus militantes.
Se le advirtió de todos los modos posibles que ETA no se conformaría con que Batasuna volviese a la legalidad, porque eso ya lo tuvo durante casi todo el período democrático, ni con un acercamiento de presos, ni siquiera con una amnistía encubierta para los etarras con delitos menos sangrientos. Se le dijo que tendría que negociar fuera de ámbito constitucional ¿Por qué no escuchó a nade?
Desde el principio de su "Proceso" ha dado todas las cabriolas argumentales posibles porque ni tiene querencia alguna por la coherencia ni mucho menos respeto por aquellos a quienes sirve y que le pagan su sueldo. Dijo que no habría ningún acuerdo mientras no dejasen las armas, luego que lo de las armas podría esperar, que no habría concesiones políticas y, en fin, un largo listado de argumentos ad hoc, en función de las dificultades que ETA le iba poniendo.
En apariencia, viene tragando con todo mientras ETA-Batasuna va subiendo el listón a alturas que siempre dijo que no aceptaría. Batasuna actúa públicamente y su Gobierno calla, mientras amarra a la fiscalía: ruedas de prensa, congresos, amenazas. Sus dirigentes prácticamente confiesan en público ser dirigentes de ETA y le dicen que si se porta bien le dejarán tranquilo con los disturbios callejeros. La fiscalía amarrada.

Ya se han hecho concesiones que son públicas pero ETA no traga, resulta que son un poco más duros de pelar que todos esos muñecos rotos que va dejando por el camino. Un Maragall o un Carod, a quien echó del Gobierno catalán, qué cinismo, por reunirse con ETA. La concepción que de sí mismo tienen El Infatuado como un gran y maquiavélico estadista le ha hecho caer en las redes de ETA sin obtener nada a cambio. Sí, un referendum, sí, algo con Navarra, sí, convenceré a Francia, sí, no se harán detenciones, sí Pumpido se estará quieto. Y los criminales nada, erre que erre, alternativa KAS y déjate de coñas, Zapaterito. Impuesto revolucionario y pistolas nuevas para los mismos viejos objetivos.

Sin embargo sueña el Pacificador que no todo está perdido. Desde el principio de su “Proceso” las piedras más molestas en sus botas de las siete leguas con las que anda en el camino triunfal hacia la Historia han sido el Poder Judicial y las víctimas.
Al Poder Judicial se le trató en principio con un vago respeto, después con una crítica velada, mas tarde con crítica abierta y hoy con manifiesta hostilidad. Se oye decir a socialistas de todos los pelajes que ellos tienen los votos, es decir, están legitimados por las urnas d una manera a la que no pueden aspirar esos jueces que obtienen su poder de una manera cerrada a la sociedad. La campaña de deslegitimación de la Judicatura es más bien obvia y cuenta con el apoyo del llamado 4º Poder con raras excepciones.
Se le pidió a los jueces que fuesen sensibles a los nuevos tiempos, se “confió” públicamente en esta sensibilidad. Sin embargo, una parte mayoritaria de ellos ha soportado las presiones. Las leyes son las leyes y no se aplican en función de que el Gobierno quiera una cosa u otra. La reacción fue la previsible. Acusaciones de todo tipo, empezando por corporativismo. El Poder Judicial está poniendo dificultades al “Proceso” porque está al servicio de la derecha más rancia y extrema. La campaña arrecia ante el bochorno de los que todavía creemos en este país en la diferenciación e independencia de los tres poderes del Estado.

Las víctimas, por su parte recibieron desde un principio el peor de los tratamientos. Nuestro presidente les quiso echar lazo y bozal de todas las formas posibles mientras soltaba los de su perro de presa, el cual con ojos sanguinolentos y ningún escrúpulo se puso a la labor de destrozar su principal asociación. Le montó asociaciones alternativas para intentar desinflar a la AVT. Pretendió, y en buena mediada consiguió, estigmatizarlas como extrema derecha sin ninguna piedad, sin ninguna compasión por su sufrimiento, sin ningún respeto por el ejemplar comportamiento cívico que han mantenido en estos 30 años de democracia, en los cuales en ningún momento buscaron venganza fuera de la Ley. Le montaron a la AVT una revolución interna para hacer caer a su incontestable líder. Fracasó.

¿Qué significa todo esto?¿Es el empeño de un espíritu inmaduro y vacuo?¿Por qué acepta tanto riesgo y en solitario?
Han pasado ya unos cuantos meses desde que ETA anunciara la tregua de nuestra vergüenza. Han sido los meses del deshonor gubernamental y los meses de la dignidad de una parte de la ciudadanía que no se ha rendido, ni se ha dejado comprar, ni se ha asustado; ni se ha desanimado yéndose para su casa, ni se ha avergonzado de ser lo que es a pesar de todo el lodazal de oprobio que se le ha tirado encima desde las instituciones que deberían servirla y protegerla y desde los medios de comunicación progubernamentales que se han dejado cualquier resto de honor por el camino.
Se discute mucho estos días, sí.
Nuestro gran estadista, El Infatuado Rodríguez, ha sacado a pasear su maquiavelismo adolescente en un postrer intento por no ahogarse en el charco que él solitos ha convertido en océano. Desde sus palacete de la demagogia se han soltado montañas de globos sonda, como si de un carnaval de la desvergüenza se tratase. Por ejemplo: hay divisiones en ETA, se nos dice ¿Se nos prepara para una advertencia sangrienta de la banda? El Gobierno se ha puesto duro, se nos dice. El Gobierno está decidido a no seguir adelante con el “Proceso”. El ministro del Interior está muy preocupado, se nos hace saber. ¿Qué espera sacar de este embrollo?¿Sólo un éxito electoral?

Se discute mucho estos días ¿Se ha roto el “Proceso”? La derecha no esperaba otra cosa. Atención, no sólo ETA puede querer morir matando. Simbólicamente, el Gobierno también. Pero ¿estamos seguros de lo que está pasando a nuestros ojos?
Si se ha roto de verdad el diálogo entre el Gobierno y ETA ¿qué ha decido Rodríguez Zapatero?¿Qué le susurran sus maquiavelitos al Gran Señor? Sin duda entre los suyos habrá quien defienda que la ruptura de las negociaciones con ETA beneficiará a la derecha y sería difícil de gestionar para sus intereses.
Habrá también quien sugiera que un retirada a tiempo, antes de cualquier concesión que no pueda ser remediada por RTVE, Prisa, Tele 5 y todas sus cañoneras mediáticas, podría ser vendida como un éxito y revitalizar su imagen como un político capaz de ser duro y firme cuando la ocasión lo requiere. Ésta, en principio, parecería la postura más lógica y sencilla. No supone ningún riesgo para Rodríguez y es fácilmente utilizable ¿Por qué no opta por ella tras asuntos tan escandalosos como el robo de las pistolas,el aumento de las algaradas callejeras o el intento de asesinato de dos policías plantándoles fuego? En todo caso, ambas posturas están siendo sin duda defendidas entre los próximos a la Moncloa.

Sin embargo, con los antecedentes que nos han traído hasta aquí uno se siente inclinado a ver a Rodríguez como ese jugador incapaz de retirarse a tiempo. Se va a jugar sus últimas monedas porque no quiere irse para casa solamente sin perder o habiendo perdido poco. Lo quiere todo. ¿Qué es todo? Quiere su lugar en la historia. Eso explicaría algunos de los últimos acontecimientos. Peces Barba displicente e insultante con la AVT, por un oído le entra y por otro le sale lo que dicen los españoles a los cuales ETA ha marcado trágicamente su vida. El PSE dice del principal dirigente de las víctimas del terrorismo españolas que es un sinvergüenza que se aprovecha del dolor de la gente. Aceleran, aceleran en la ignominia. Aprietan en la presión sobre la AVT , sobre la Judicatura, sobre los medios de comunicación críticos, sobre el PP ¿Por qué? Porque ni la Kale Borroka, ni las nuevas exigencias de impuesto revolucionario, ni el robo de pistolas, ni el aumento de actividad en ETA detectado por las fuerzas policiales francesas, ni los chantajes de Batasuna, ni la presión de sus presos, ni la falta de apoyo de las víctimas, ni la ruptura del consenso con la principal fuerza democrática de este país, ni el escepticismo de buena parte de la población, ni nada de nada, pueden hacer que el señor presidente José Luis Rodríguez Zapatero abandone su sueño de pasar a la Historia como el hombre que consiguió la Paz en las Vascongadas y en España, sí, pero sobre todo, como el hombre que derroto a Franco.
Porque el acuerdo con ETA es la pieza clave que permitirá avanzar en el verdadero “Proceso” que busca el presidente Rodríguez. Una vez asentado ese pilar y con el sustento de una opinión pública violentamente anestesiada por el fulgor del éxito vacuo de una pacificación vascongada pagada con concesiones políticas se podrá acelerar la demolición del régimen constitucional. Cuentan, además, que la desaparición del terrorismo, cueste lo que cueste, dejará completamente desarmada a la oposición, que ya no podrá ser tal, o sea, que no podrá oponerse. Como Arenas en Andalucía dirá, que no quería la reforma de la Constitución pero que no le quedó otro remedio que participar en ella para poder corregir sus excesos (o alguna excusa horrible por el estilo). La puerta de la Ruptura que la izquierda y los nacionalismos no pudieron imponer en la Transición se abre con la llave que custodia ETA. Ése es el “Proceso” y no otro.
Y esta es la razón por la que hoy mismo seguimos teniendo noticias de que los socialistas vascos, a pesar de toda la afectada fortaleza democrática de los socialistas en Madrid y del Gobierno, siguen reuniéndose con ETA-Batasuna. Sin disimulo, sin miedo a las contradicciones en que incurren, sin preocuparles mentir. Esperan que la apuesta les reporte grandes ganancias. El gran premio. El Premio Gordo.
¿Con qué sueña Zapatero? Con la III República. Las cenizas de España.
¿Lo conseguirá?

7 comentarios:

Argonaut dijo...

Excelente post, que suscribo de pé a pá. Yo también pienso que en todo este asunto el objetivo es hacerse con los servicios de un aliado ideológicamente afín, que permita apuntalar esa especie de confederación de satrapías que la izquierda sueña como unidad de destino en lo universal en esta península. Dado que piensan que toda nuestra historia es un error y un crimen, excepto en la II República, pues cambiarán la realidad por el deseo de diseñar una sociedad a medida.

Anónimo dijo...

He leído sus comentarios sobre el proceso que tiene en marcha Zapatero y no deja de sorprenderme con sus afirmaciones de que estabacon un teléfono en la mano para negociar con ETA y con la otra firmando el pacto por las libertades.En ese pacto (propuesto por Zapatero) lo principal era que la oposición apoyaría al gobierno, tanto si se equivocaba como si no. Qué pretende el PP, decir lo que tiene que hacer el Gobierno o apoyarlo?, yo creo que antes querían hacer ellos lo que les daba la gana y ahora que están en la oposición también, de hecho ellos no llevaron el tema al Parlamento y Zapatero si.
Creo que, periodistas como usted, están manipulando mucho a la gente desde los púlpitos de cierta prensa y algún día espero que se den cuenta del daño que hacen solo por justificar su sueldo.

Anónimo dijo...

"Qué pretende el PP, decir lo que tiene que hacer el Gobierno o apoyarlo?"

El pacto por las Libertades y contra el terrorismo lo dictó Zapatero y le montó una bronca de mucho cuidado a Aznar porque en principio no lo aceptaron. Los pactos son para cumplirlos. Lo esencial del pacto era acabar con ETA.

Gente como tú está manipulando los datos y las palabras en apoyo de Zapatero en favor de ETA. Espero que lo paguéis.

framling dijo...

He oído por ahí que es posible una ruptura pactada de la tregua, que de más tiempo a reblandecer la justicia, a laminar a las víctimas, a ver que pasa en Navarra. Mientras unas bombitas a algún empresario "moroso", sin víctimas, que nos ponga el corazón en un puño pero que a la vuelta de verano permita decir que Eta lleva más de cuatro años sin matar y que es "gente de paz". E iniciar una segunda "tregua indefinida" a tiempo para las elecciones.

Sanders dijo...

"Qué pretende el PP, decir lo que tiene que hacer el Gobierno o apoyarlo?, yo creo que antes querían hacer ellos lo que les daba la gana y ahora que están en la oposición también, de hecho ellos no llevaron el tema al Parlamento y Zapatero si."

Esto lo dices por inocencia, estupidez o una mezcla de ambas cosas?

Una de dos o eres un inocente de cuidado o un mezquino.

La pantomima de Zapatero en el parlamento con la prensa no se puede catalogar mas que como una engañifa de las que hacen historia.

Sanders dijo...

En el post anterior falta un trozo que blogger amablemente se ha merendado, la respuesta del post anterior es a la frase:

-- Qué pretende el PP, decir lo que tiene que hacer el Gobierno o apoyarlo?, yo creo que antes querían hacer ellos lo que les daba la gana y ahora que están en la oposición también, de hecho ellos no llevaron el tema al Parlamento y Zapatero si. --

Tiberio dijo...

El bueno de Xabier Cereixo ha publicado un elaborado artículo en el que pretende que la pretensión última del señor Zapatero sería la de proclamar la III República… Y yo pienso ¡ay! ¿será cierto? ¿sería posible? ¿se cumpliría tan ansiado sueño? :D

El artículo de Cereixo es más denso y trata más temas, pero voy a empezar por el final, porque de verdad que es que no he podido dejar de pensar “¡*ay*! ¿sería posible tanta felicidad?”. Yo no entiendo porque la derecha ve como algo tan horrible la III República. Lo utilizan como una grave acusación, dicen “quieren proclamar la república” con un tono lúgubre que parece decir “quieren quemar tu casa, rayarte el coche y sodomizar a tu mujer”

La derecha habla de los que defendemos la III República como si ello nos convirtiera en intolerantes antidemocratas. Elevan a un altar sagrado la Constitución, como si todos los que estamos en contra de puntos concretos de ella seamos por ello dictadores fascistas. Pero no tiene sentido. ¿Cómo puede ser tan horrible o tan antidemocrata estar en contra de la Monarquía? ¿Cómo puede ser un antidemocrata alguien sólo por decir que la Constitución puede modificarse si algún artículo ha dejado de ser útil?

El actual Jefe del Estado español ocupa su cargo por ser descendiente de una serie de personas (de ingrata memoria, por cierto). Eso NO es democrático. Esta persona goza de una inmunidad legal que no tiene ni si quiera el presidente del gobierno, y la verdad, a mi Aznar me pareció nefasto pero tengo que reconocer que estaba ahí porque muchísimos españoles lo quisieron. En cambio el señor Juan Carlos de Borbón está ahí porque un solo español lo quiso.

Reconozco que la monarquía ha cumplido una función histórica en la Transición que habría sido dificil de sustituir, entiendo que la izquierda de por entonces lo aceptara. Reconozco que el señor Juan Carlos de Borbón no se ha extralimitado en su cargo especialmente y no ha “molestado” demasiado. Reconozco que España tiene problemas mayores. Pero dicho todo esto, no puedo más que seguir siendo republicano. Creo evidente que un cargo político cuya mayor virtud es la de molestar poco, debe ser abolido. Especialmente si tenemos en cuenta que en cosas como la boda de los príncipes, se ha notado que puede resultar sumamente gravoso.

En cualquier caso, no entiendo como puede considerarse antidemocrático pensar que España debería ser republicana. ¿Acaso es más democrática Arabia Saudí que Francia… Marruecos que Estados Unidos? Sé que la derecha siente una gran aversión a la palabra “República” por lo pasado durante la II República. Pero la III República evidentemente no será (estoy seguro de que algún día vendrá) como la II al igual que esta fue muy distinta que la I y al igual que la actual monarquía es muy distinta a la monarquía de los años 20. De hecho, aquella monarquía, os pongais como os pongais, fue mucho peor que la II República subsiguiente. Así que, incluso asumiendo vuestros paralelismos, partiríamos de mejor base :)

En cualquier caso, sinceramente, ¿de verdad Zapatero quiere la III República? ojalá fuera así pero ¿en qué se basa esta teoría? Yo no veo de él más que gestos pro-monárquicos. Empezando por la maldita boda, por ejemplo.

Pero creo que el punto fuerte del artículo es la negociación con ETA. Y las extrañísimas y carambólicas maniobras a la que la derecha la atribuye. Como no tiene sentido que Zapatero pretenda desmembrar España para ganar las elecciones, ahora se sostiene que lo hace por proclamar la República. ¿Tan improbable parece la posibilidad de que Zapatero desee el final de ETA?

Existimos personas que criticamos duramente la política del PP en su momento. Que afirmamos que el problema de ETA no se puede finalizar (desgraciadamente) por la vía policial. En su día, criticamos a Zapatero por PROPONER ÉL (no lo olvidemos) un pacto con el gobierno del PP que consisitía en que la oposición se plegara a la política del gobierno.

Muchos no creemos que se pueda acabar con ETA por la vía policial porque ETA no es únicamente un grupo mafioso. Es, desgraciadamente, un grupo mafioso que goza de un apoyo bastante importante entre algunos sectores de los ciudadanos vascos. Mientras exista ese apoyo, existirá ETA. Podemos desmantelar ETA, ya lo hemos hecho. Podemos endurecer las penas, ya lo hemos hecho. Pero su fuerza seguirá siendo directamente proporcional a su apoyo entre la población vasca, no a la presión policial.

Los ciudadanos que apoyan a ETA están terriblemente equivocados pero ¿qué hacer con ellos? no podemos detenerles. No podemos fusilarles. Habrá que quitarles argumentos para, si no podemos convencer a los más fanáticos, al menos a sus hijos sí. En ese sentido, creo que meter a una persona en la carcel por escribir es un error. No porque esa persona me merezca ningún aprecio, que no lo hace, sino porque es ayudar a los que hablan del fascista y opresor estado español.

Por mi parte, puedo entender que no se esté de acuerdo con nuestra postura. Puedo entender que se nos diga que estamos equivocados. Pero no puedo entender, de ninguna manera, que se nos llame traidores. No puedo entender, de ninguna manera, que se diga que somos pro-etarras. De hecho, cada vez que Libertad Digital lo hace, sólo puedo pensar que Libertad Digital es un periódico antidemócrata que considera que toda la sociedad debe plegarse a sus órdenes.

Estoy a favor de una negociación con ETA. Estoy a favor de una tregua. ¿Qué ETA se está armando? lógico, sería impensable que no lo hiciera. También supongo que la policia sigue recopilando información e infiltrándose en su entramado. ¿Qué ETA se está fortaleciendo? de ninguna manera. Para ETA cada mes de tregua es un problema. Porque su financiación se basa en el miedo que puede ejercer, por eso necesita estar constantemente recordando que puede volver a matar. Si no lo hiciera, todo su entramado se destruiría. Sería deseable que sucediera de esta manera, pero no es razonable esperarlo.

Un gobierno negociante con ETA le hace el peor de los favores. Porque toda su propaganda se basa en lo cruel y opresivo del estado español. El 90% de sus apoyos se basan en la afirmación de que sólo podrían independizarse mediante la violencia. En mi opinión, una reforma constitucional que permita una independencia vía referendum, y el fenómeno etarra se termina.

¿Sería horrible esa reforma constitucional? para la derecha sí, está claro. Incluido el PSOE. Sería una especie de rendición. Y sin embargo yo no lo entiendo ¿cómo va a ser negativo permitir un referendum de independencia? yo no creo que la “nación española” sea algo sacrosanto. Sólo creo que el estado español es un dibujo en un mapa y que debemos defender ese dibujo o no según lo que la lógica nos indique. Yo creo que la convivencia se basa en la voluntariedad, y si alguien se quiere marchar está en su derecho. Un pueblo también.

Dicho esto, es inimaginable que tal referendum fuera ganado por los independistas. Así lo dice la lógica y así lo dicen las encuestas.

Esta es mi opinión. ¿Me convierten en un traidor? ¿Y en un antidemocrata? yo creo que no. Lo que convierte a uno en traidor es pretender que la muerte de nuestros ciudadanos es preferible a una paz “deshonrosa”. Lo que convierte a uno en antidemocrata es pretender que el que no obedezca tus órdenes es un cruel malvado.

Por otra parte, volviendo al artículo de Xabier Cereixo, me gustaría que se desterrara de los debates, tanto por parte de las derechas como las izquierdas, la pretensión de que el otro es tonto. En mi opinión, Aznar es un trepa egocéntrico y megalómano, pero no un tonto. En mi opinión, Losantos es una persona cargada de odio y que, al ser sumamente infeliz, pretende que todo el mundo sea tan infeliz como él, pero no un tonto. Reconozco que el presidente Bush sí me parece un tonto, pero no la gente que le rodea y que, a la postre, son los que gobiernan. Zapatero me parece un maquiavélico indeciso, capaz de manipular muy bien las corrientes de opinión pero incapaz de realizar una política constante y valiente, pero no un tonto. Es dificil que las personas que alcanzan tanta influencia política sean tontas. Bush sería una excepción, pero no está ahí por méritos propios sino por los del padre. Y Bush padre no es precisamente un tonto.