viernes, noviembre 10, 2006

Libertad Digital, 11-M y otras discusiones con la izquierda

He llegado a un acuerdo para publicar algunas discusiones políticas con Tiberio S. Graco. Empezaré por una sobre el 11-M y Libertad Digital. Aquí puede verse el comentario de Tiberio en su blog "Otro blog sin sentido, como la vida misma". Y éste es mi primer comentario a su "Libertad digital sí, no libertinaje".


Querido Tiberio:
Desde el respeto y desde el aprecio he de decirte que este artículo me parece muy desafortunado por varias razones.
En primer lugar, en cuanto a la investigación del 11-M se refiere, se ha impuesto en el "sector oficialista" en el que pareces militar con gran entusiasmo, una displicencia disfrazada de presunta ironía a la que no puedo encontrar justificación alguna. No tiene gracia, y dicho con todo el respeto del mismo, no se la hace en absoluto a una parte enorme del país que, como indican todas las encuestas conocidas -también las gubernamentales-, tienen grandes dudas respecto a cómo se ha llevado la investigación. Por muchas gracietas que hagáis ("El blog de Luis del Pino, máximo adalid de las teorías tipo “PSOE+ETA+Islamistas+Policía nacional+mediopaís conspiró contra la otra mitad para derribar al PP y nosotros sin enterarnos”"), las dudas están planteadas sobre la mesa de la opinión pública nacional y no van a desaparecer a base de chistes fáciles.
En segundo lugar, parece mentira que defendiendo como defiendes que se eleve el tono y la profundidad del debate político español afirmes, y te quedes tan ancho, que Libertad Digital es "la página web sufragada por Losantos, donde la censura de mensajes es práctica habitual". FJL es editor de Libertad Digital y aunque es obvio que ha invertido dinero de su propiedad en el periódico digital, éste no se mantiene ni vive del dinero de vuestro periodista favorito. Cuenta con importantes accionistas y, además, una parte sustancial de sus acciones han sido suscritas por un grupo muy amplio de pequeños inversores, fundamentalmente lectores. Por otra parte, LD ya no pierde dinero sino que ha empezado a ser una empresa rentable que, además, parece haber garantizado su futuro inmediato con una reciente ampliación de capital.
También resulta un poco triste que los demócratas, por encima de ideologías, no se alegren de que diferentes proyectos de medios de comunicación se consoliden, pues es algo que enriquece a todos. A quien le disguste su línea editorial no tiene más que dirigirse a otros abrevaderos informativos. Resulta bastante ridículo, y perdóname la expresión, que señales que los editores de este periódico tengan "la esperanza de que la gente sólo lea su web".
Por último, en lo que a LD se refiere, me veo en la obligación de señalarte que hay una gran diferencia entre un a "página web" y un periódico digital. LD no es, en modo alguno, una "página web".
Respecto a la "censura", conoces bien que yo he dedicado en mi blog algún comentario a la cuestión. En rigor, no admitir comentarios no es censura y menos en una empresa que tiene por obligación ser rentable, pues de lo contrario no podría alcanzar los objetivos informativos con los que nació y a los cuales sirve. Si su dirección cree que la no admisión de comentarios o su restricción hará un mejor producto, más viable económicamente, es lógico que sigan ese camino. Es una situación completamente diferente a un blog como pueda ser éste o el mío que no precisan ganar dinero para subsistir.
En añadidura, he de informarte, también a tus lectores, que yo he tenido las mismas dificultades para publicar comentarios en algunas secciones de LD, particularmente en el blog de Luis del Pino, y resulta obvio que no ha sido por motivos ideológicos puesto que con matices pertenecemos al mismo campo político. De hecho, yo no he conseguido publicar en el blog de del Pino.
El suyo es un blog especialmente "sensible" y todas las precauciones que tomen son pocas. Si asumieseis que no hay en este profesional otro empeño que el conocimiento de la verdad de los hechos y el descubrimiento de los chanchullos que por doquier menudean en la investigación oficial del 11-M asumiríais también que estas preocupaciones son lógicas. Pero, claro, escribe en LD: está bajo sospecha, la nobleza está en la otra orilla ¿no?
En este caso no tiene nada que ver que LD defienda los principios liberales y estén en contra de la censura.
También me da un poco de pena que afirmes que en LD se dedican a insultar. Eso no es verdad y me gustaría que demostraras (de ser cierto te resultaría facilísimo) que tal cosa sucede.
Otro comentario tuyo que carece del menor sentido es el que indica que se ha establecido una censura debido a que se puede dar el caso de que haya personas capaces de demostrar que en el blog de del Pino se dicen falsedades y que dichas personas podrían escribir en él y desbaratar lo que en medios oficialistas se ha dado en llamar "conspiranoia".
Nadie ha aclarado ninguna de las grandes dudas que han surgido ni siquiera en El País o en la SER, y ya no digamos en cualquiera de las cadenas de TV donde, sencillamente, no se trata uno de los temas que más preocupa a los españoles. Silencio, mucho, contra argumentación, prácticamente nada.
Apelo a tu sentido de la independencia intelectual ¿no crees que si tuviésemos pruebas definitivas que confirmasen las tesis oficiales nos las estarían metiendo hasta en la sopa?¿Por qué no hay fotos de los islamistas llevando las mochilas a los trenes cuando hay cientos de cámaras por todas partes? ¿Cómo es que no sabemos qué explosivo se utilizó si hasta hubo dos explosiones controladas?¿Por qué tuvieron tanta prisa en desguazar los trenes?¿Cómo no se descubrió el mochilón famoso hasta el IFEMA? En fin, no te voy a repetir las dudas existentes sobre muchos de los aspectos de esta gran chapuza que nos quieren colar, pero ¿es que no comprendes que si todas las dudas que han puesto sobre la mesa un pequeño grupo de periodistas (con el obvio apoyo de miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad españolas descontentos con el cariz que presentan los acontecimientos) fuesen solamente disparates esto se habría muerto en dos días y sólo quedaría para consumo de paranoicos de verdad como los que todavía dudan que hayamos puesto el pie en la Luna o que creen que Elvis está vivo? Bastaría una portada de “El País”, un día de trompetería de la SER y la conveniente dosis de analgesia catódica de los seis canales de TV para acabar con todo. Pero no. Algo pasa para que eso no se haya producido.
Para mí la pregunta es desde hace mucho tiempo cómo una parte significativa de la población puede ignorar el tremendo caudal de incongruencias que anida en la investigación del acontecimiento más importante de la historia reciente de España.
Nada más. Recibe un afectuoso saludo.

1 comentario:

Cheat Hacker dijo...

100 works for me:
Click Here GTA 5

100 works for me:
Click Here GTA 5

100 works for me:
Click Here GTA 5

100 works for me:
Click Here GTA 5

100 works for me:
Click Here GTA 5