viernes, febrero 23, 2007

Sobre la entrevista de José María García: navajas que brillan en las alturas

García, genio y figura. El Imperio del Mal acaba de colocar a uno de los suyos al frente de la radiotele pública. Y primera jugada maestra con la entrevista de José María García. La está viendo mucha gente en Internet y todo el mundo está hablando de ella. Se está convirtiendo a toda pastilla en leyenda urbana. Denle un par de semanas y la gente afirmará con toda seriedad que García desveló la verdad sobre el asesinato de Kennedy ante el Loco de la Colina, quien, por cierto, se está haciendo el loco con mucha diligencia en este asunto, lo cual no me extraña, pues no me parece que tenga madera de héroe aunque entreviste bien.
Anyway, la entrevista es interesante y aporta una información que habitualmente no posee la gente de la calle, a quien se ofrece de las alturas un mundo de joyas, coches deportivos y bellezas, oropeles para unos sátrapas estéticamente dignificados por el maquillaje del lujo, por la cosmética del Poder y del poder. Es información especialmente interesante para la gente independiente porque a los fans, a los hooligans, no les va a aportar otra cosa que razones para sus filias y sus fobias. Pero, en fin, no es esa la cuestión. Tampoco lo es la falsa acusación de que se trata de una entrevista rebosante sólo de insultos sin interés. Se veclaramente la excusa pergeñada a toda prisa.
Es, en definitiva, muy difícil ver el daño que pueden causar las palabras de García, sabiendo como sabe cualquiera que su intervención en TVE se conocería íntegramente al día siguiente. Si no se busca evitar un daño, ya imposible de evitar, sólo cabe la maquiavélica idea de una popularización forzada.
Por tanto, cabe preguntarse ¿a quién beneficia, entonces, la popularización de la entrevista? Si se acabara emitiendo en TVE habría beneficiado enormemente al PSOE, porque un periodista de la derecha dando estopa a la derecha, a su líder predilecto e, incluso, a sus líderes de opinión, es algo impagable para la progresía nacional.
Un aspecto colateral que no deja de ser interesante para quienes seguimos la vida de los medios de comunicación como un objeto en sí mismo: conocer la reacción de Federico Jiménez Losantos, por lo que pudiera revelar de la intrahistoria. Moderada, nada relevante, consecuencia, en parte, de que FJL no sale mal parado de la entrevista de García. Sale peor su amigo Luis Herrero, al que se ve obligado a defender. La acusación de García a LH de haberse vendido al PP tampoco tiene
mayor importancia en mi opinión. LH se dignifica cada día manteniendo su independencia a pesar de ser eurodiputado del PP y García no habla de una venta "material" o pecuniaria.
En definitiva el que sale verdaderamente mal parado, en el ámbito político es Aznar, del que García afirma cosas que pensamos muchos, FJL incluído.De hecho las críticas de García a Aznar por su papel en la política de medios difieren en muy poco de las que recibe de parte de FJL sobre esta materia.
Una hipótesis razonable es que el nuevo jefazo de RTVE se acaba de ganar un período de gracia por parte del PP, bien con intervención del PSOE o bien sin ella. Esto último es más que dudoso, especialmente si como dice JMG, Florentino Pérez tiene amigos íntimos sentados en el Consejo de Ministros y aledaños, puesto que alguno en el PSOE pudo haber matado dos pájaros de un tiro vendiendo el mismo favor a Aznar y a Florentino Pérez, aquel ser superior de Butragueño (qué vergüenza).
Lo malo para los conspiradores de salón es que estas zarandajas acaban teniendo siempre un efecto bumerang que no es fácil de controlar, y además generan facturas que no siempre se pueden asumir.
En cualquier caso, lo cierto es que queriendo o sin querer, JMG acaba de rendir un nuevo servicio a su país al abrir para los ciudadnos de a pie una rendijita por la que podemos observar cómo se las gastan algunos en las alturas. Navajas que brillan en las alturas.

2 comentarios:

Sanders dijo...

García tiene que volver a la radio ya!

:^)

Carlos G. dijo...

Butragueño dirá lo que quiera sobre el ser superior, pero nos ha dejado el club hecho unos zorros.