sábado, marzo 31, 2007

Otra vez: ¡Bien por el Gobierno! y ¡Vivan los comics!

Hace unos días publiqué en esta su casa virtual un "Bien por el Gobierno" entre juguetón y provocador y genuinamente sincero. Por otra parte, además, se trataba de una muy breve reflexión porque problemas de salud me impiden mantenerme demasiado tiempo en el teclado. Sé que para la mayoría fue clara esa intención bienhumorada de juguetear con ese efecto sorpresa de que alguien tan clara, pública y notoriamente contrario al actual Gobierno obviara su opinión general sobre él para lanzar un elogio sin tapujos por una de sus acciones particulares. También sé que no todos han captado el tono relajado del elogio. Muchos liberales o muchos conservadores ni siquiera le ven la gracia porque consideran que a un Gobierno que está destruyendo la paz constitucional no se le debe dar ni los buenos días. Y, por último, también sé que para muchos, los que se creen más radicalmente liberales, el elogio es injustificado puesto que creen que esta acción concreta de nuestro patético Gobierno socialista es de naturaleza antiliberal.
Hecho el somero resumen, déjenme hacer alguna pequeña reflexión. En primer lugar, toquemos la cuestión anímica. Es ya un lugar común la idea de que España está crispada y lo cierto es que difícilmente se puede negar esta realidad. Las cosas políticas están muy mal para la Nación y se están dando pasos muy serios hacia la realización práctica de una idea de país que la mitad del mismo no comparte. Se están creando problemas muy graves que será muy complicado que tengan arreglo en el futuro. No es el momento de ir al detalle porque todos sabemos de qué estoy hablando. Es muy cierto la situación está para pocas gracias. Pero aún así me niego a convertirme en un organismo-palo incapaz de sonreír. Incluso aunque España perdiera Cataluña y el País Vasco, incluso aunque soltaran a los etarras, incluso aunque me prohibieran hablar en español, yo seguiría siendo un ser humano con ganas de vivir mi vida. Es cierto que tenemos un Gobierno que hace sentir vergüenza, pero, coño, no exageremos que seguimos teniendo una vida. Yo, por ejemplo, en cualesquiera circunstancias yo seguiré empleándola para leer comics y disfrutarlos.
Ahora un par de cosillas ideológicas. Algunos creen que es antiliberal la existencia de un reconocimiento oficial de la Nación a los artistas de diversas artes. Yo no lo creo. Creo que sería antiliberal un premio gubernamental y partidista, y creo que, seguramente, el actual Gobierno hará que el citado premio así lo sea mientras habite Rodríguez en La Moncloa. Pero me sigue pareciendo bien que España haga un reconocimiento público y oficial a un arte que, además, ha tenido que sobrevivir siempre contracorriente, teniendo que superar un cierto desprecio por parte del estamento cultureta. Siempre se ha considerado a la narrativa gráfica como una especie de artesanía para críos, lo que no se corresponde con la verdad. Este premio puede contribuir a reparar, en mi opinión, una injusticia y está muy lejos de suponer algo parecido a una subvención a una industria que no logra tener éxito, que es lo que parecen entender algunos liberales. Yo no veo lo antiliberal por ningún lado.
No me duele en prendas decir que el Gobierno hace algo bien. Es más, me encantaría poder decirlo más a menudo. No hay que exagerar viviendo avinagrados y, más aún, creo que conservar el buen humor será muy necesario para afrontar lo que aún nos espera con este Gobierno.
Así que, conclusión, aunque este Gobierno sea un desastre ¡vivan los comics! Y ¡bien por el Gobierno!

miércoles, marzo 28, 2007

Bien por el Gobierno

Sí, lo he dicho, bien por el Gobierno. Los aficionados a la narativa gráfica hace siglos que reivindicamos que el comic sea respetado, al menos por las instituciones públicas, como el resto de las artes. Muchas veces hemos visto como propuestas absolutamente minoritarias dizque artísticas eran premiadas con subvenciones cuantiosas por razones no siempre fáciles de comprender.
El Gobierno acaba de instaurar el Premio Nacional del Cómic y me parece maravilloso. España tiene una tradición magnífica en este terreno, con grandes autores reconocidos mundialmente. Ya era hora.
En el anterior Gobierno había algún alto cargo que presumía de erudito en la materia. Sin embargo un conservador es un conservador y ¿cómo se va a equiparar un poema de Dámaso Alonso a un cómic, un tebeo, de, pongamos por caso, Carlos Giménez o Miguel Anxo Prado? Ha tenido que venir este Gobierno frívolo a quitarnos los colores, qué se le va a hacer, así que, sin que sirva de precedente ¡bien por el Gobierno! De hecho, me parece tan bien que ni siquiera haré comentarios sobre la adscripción ideológica de los premiados mientras ellos estén en el Gobierno. Hay mucho autor español izquierdista, pero muchos de ellos son grandes, grandísimos artistas y me alegraré igual -como los dos citados, por ejemplo-.
Día feliz ¡Vivan los comics!

lunes, marzo 26, 2007

¿Afloran la Rabia y el Orgullo de Europa ante Eurabia?

Veo esta muy llamativa noticia en la edición digital de La Razón (además del vínculo está íntegramente citada más abajo). Me animo a decir que pudiera ser la expresión del hartazgo ¿Sabe qué me parece amigo lector? Una larva de rabia, un brote de orgullo.
En España hemos asistido al sorprendente proceso en el que la media España no izquierdista se ha cansado de ir con la cabeza gacha, como pidiendo perdón: ha sacado su orgullo y lo muestra al mundo sin vergüenza. Hasta tal punto está llegando lejos la ebullición del liberalconservadurismo patrio que está llevando en volandas al mismísimo principal partido de su campo político. Recuerda conmigo, amigo lector, la dubitativa actitud del PP cuando Zapatero empezaba a organizarse una manifestación de autobombo después del atentando en la T4 de Barajas.
Hubo diversas razones, porque la realidad es compleja, por supuesto, pero el muy obvio descontento del "partido social" liberalconservador, que es la base donde se asienta, forzó o ayudó al PP a desmarcarse de aquel acto propagandista con el que el PSOE intentaba limitar los daños que aquel atentado etarra le podía causar. La derecha española -en un sentido muy amplio- aguantó el pulso que inmediatamente le planteó la progresía mediática, que es mucho pulso. Tradicionalmente, la derecha española se ha amilanado en cuanto los muchos medios informativos de masas de la progresía enseña los dientes. Dicho de otro modo, tradicionalmente en cuanto los megáfonos izquierdistas se calentaban, la derecha se rajaba.
Algo parecido acabamos de ver con los insultos de Polanco al PP, a su base social y a los asistentes a una de las manifestaciones más multitudinarias de la Historia española, sino la más. Se vio enseguida que por mucho que los cuadros directivos del PP se lo pensaran, con claras tentaciones de mirar para otro lado, las bases sociales del campo no izquierdista no estuvieron dispuestas en ningún momento a consentir las graves ofensas por parte del que es, probablemente, el hombre más poderoso del país. Al poco tiempo, y esta vez mucho más rápido que en la manifestación de apoyo a Zapatero, mérito que hay que reconocer a su líder, Mariano Rajoy, el único partido de oposición existente en España, el PP, se plantó, controló sus fantasmas interiores y dijo, pública y notoriamente, "por ahí no paso".
El proceso es ya imparable y España está empezando a dejar de ser ese país tan singular en el que las empresas demoscópicas manejan un factor de correción porque una buena parte de la población oculta su voto derechista.
Pues bien, Europa viene padeciendo desde hace mucho tiempo preocupantes síntomas de miedo al Islam. Diversos episodios parecen señalar que se puede estar iniciando un proceso similar al de la derecha social en España: normativas prohibiendo ropas denigrantes en varios países, cautelas serias ante el ingreso de Turquía en la Unión Europea, las caricaturas de Mahoma contra el fanatismo religioso musulmán (ejemplo del valor y la cobardía europea al mismo tiempo)...
En su modestia, pondría yo esta noticia que he traído hoy a esta su bitácora y su casa virtual: un ciudadano anónimo que hace pública y notoria su hostilidad al fanatismo religioso musulmán, tragándose el miedo y luchando públicamente contra la idea de convertirse en un ciudadano autolimitado por ese miedo, dominado por ese terror.
Ante las constantes amenazas desde el yihadismo y la absurda respuesta suicida y llena de complejos de buena parte de la población europea, fundamentalmente en la progresía, pero muy abundantemente también en el campo liberalconservador, basada en, por un lado, un ridículo relativismo ético-moral que equipara unas creencias y otras, y, por otro, una indigna estrategia pacificadora permanentemente fracasada ¿es posible que la ciudadanía esté empezando a mostrar su cara combativa? ¿Es posible que finalmente la Rabia y el Orgullo estén aflorando en suelo europeo ante el riesgo cierto de una institucionalización de esa cada vez más próxima Eurabia contraria y enemiga de la misma idea de una Europa de ciudadanos libres? ¿Es posible que esté empezando a cambiar algo en el corazón y la actitud del ablandado ciudadano europeo ante el riesgo cierto de que su modo de vida, la vigencia de los principios democráticos en que se basa, las leyes que lo permiten, lo afianzan y le dan una forma concreta, y el entramado institucional en que todo ello se sostiene, puedan ser arrasados por un vendaval de totalitarismo religioso liberticida?
Quién sabe, quién sabe. Ojalá.




Una víctima accede a la sala con una camiseta con la caricatura de Mahoma

El presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, solicitó hoy que se identificara a una mujer, que finalmente resultó ser una de las víctimas de los atentados y que permaneció aproximadamente media hora en la sala portando una camiseta con una caricatura de Mahoma en que se apreciaba una bomba con la mecha encendida en el turbante. Esta persona siguió parte del juicio sentada en primera fila junto al habitáculo desde el que los acusados siguen la vista y abandonó la sala aproxidamadamente media hora después del inicio de la sesión de hoy. La mujer, perteneciente a la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, que preside Pilar Manjón, fue atendida por psicólogos después de ser identificada. La solicitud de identificación se realizó al considerar que portar dibujos o mensajes de este tipo puede perturbar el normal desarrollo del juicio, a pesar de que la exhibición de estas camisetas sea completamente libre en otros ámbitos, indicaron fuentes jurídicas. De hecho, la solicitud se produjo únicamente cuando la víctima abandonó la sala voluntariamente como mera comprobación. La policía verificó además que esta persona no exhibía ningún mensaje adicional al dibujo que pudiera haber mostrado a los acusados. La miembro de la asociación de Manjón, que sigue habitualmente las sesiones del juicio, se mostró muy afectada tras estos sucesos y fue conducida a la sala especial habilitada para las víctimas.

domingo, marzo 25, 2007

Cataluña hacia la independencia: los nacionalistas inician el proceso de conflicto abierto y total

El PSOE y el PP han creado el monstruo y ahora anda por ahí, descontrolado, sin dominio posible. ERC está dispuesta a entregar la presidencia a Artur Mas si éste convoca un referendum soberanista, según ha dicho Xavier Vendrell, vicesecretario general de coordinación interna del partido independentista con que gobierna la Generalitat el PSC-PSOE a una cadena de radio catalana.
Las cosas en política rara vez ocurren por casualidad. Felipe González se cargó la posibilidad de un Partido Socialista de Cataluña con carácter español. José María Aznar se cargó a un líder sólido del PP de Cataluña, con ideas y actitudes antinacionalistas claras y lo sustituyó por gente, como mínimo, cercana al nacionalismo presuntamente moderado.
Desde la transición España ha entregado en Cataluña a los catalanes antiespañoles el sistema educativo y ha aceptado sin lucha la idea de que el conjunto de Cataluña era nacionalista. Aunque esto distaba mucho de ser verdad, los 25 años de que ha dispuesto el nacionalismo para moldear la sociedad, con especial empeño en las generaciones jóvenes, educadas en la ignorancia del carácter español de la región, de la historia común -en absoluto beligerante-, y hasta del mismo idioma del conjunto de España.
El empeño antidemocrático de la "construcción nacional", concepto que en sí mismo acepta la realidad de la inexistencia de la nación catalana, ha sido permitido por el Estado español con una actitud suicida inexplicable. La "construcción nacional" de los nacionalistas empezó de manera disimulada para ir incrementando su intensidad con el paso de los años. Este incremento de intensidad ha provocado que el conjunto de los medios de comunicación, de los partidos políticos y de la élite económica haya terminado por ser nacionalista en uno u otro grado. Unos lo son por vocación, otros porque son incapaces de contravenir un estado de cosas en que ser antinacionalista tiene riesgos muy serios.
Poco a poco, la lengua española, que milagrosamente aún es la más hablada en la región, ha ido desapareciendo como lengua oficial y como lengua escolar. A pesar de que en todo momento la pretensión nacionalista era clara, España, sus dirigentes, han sido incapaces de plantar cara al proceso que la expulsaba de una de sus partes, de una parte, además, muy importante y en la cual viven millones de compatriotas que aún se sienten tales y que empiezan a sentir que su nación les está abandonando.
Nada ocurre por casualidad y la noticia de hoy es, simplemente, una vuelta de tuerca en el mismo proceso. Básicamente viene a poner sobre la mesa que una parte de la clase política catalana está más que dispuesta a retar, a no aceptar, la legalidad vigente. La excusa que se quiere emplear es una posible declaración de inconstitucionalidad por parte del Tribunal Constitucional del Estatut recientemente aprobado, sea el todo, sea una parte.
Puede que hoy no triunfe la declaración pública de guerra institucional, por primera vez explicitado por un partido con responsabilidades institucionales legitimadas por las leyes contra las que se plantea la declaración, y puede que, esta vez, CiU ignore el llamamiento del nacionalismo más radicalizado. Pero mañana no lo ignorará. Mientras tanto, otro partido de carácter abiertamente nacionalista aunque aún no explícitamente soberanista, el PSC, que además ostenta el Poder regional, ya sabe que o incrementa el grado de soberanismo o puede perder el Poder. Naturalmente, a un partido nacionalista como el PSC no le costará demasiado ser más nacionalista. Seguramente habrá dudas estos días tanto en PSC como en CiU, dudas que sólo se pueden resolver en ambos partidos apostando por más nacionalismo, que, de hecho, ha sido la apuesta de ambos tras salir CiU del poder en Cataluña y llegar el PSC. ERC tiene atrapados a los dos partidos mayoritarios en la región y bloqueado al PP, escasamente operativo en Cataluña en términos de defensa de la nación española.
El monstruo anda sólo y sin control, tambaleándose pero con una meta inequívoca: la confrontación institucional abierta. Se ha despejado la incógnita y una parte del nacionalismo catalán está dispuesto a no aceptar lo que el Tribunal Constitucional diga respecto al Estatut catalán (aunque seguramente asistiremos al espectáculo de un Durán i Lleida vendiendo respeto institucional en Madrid, mientras su partido maniobra en Cataluña en sentido contrario, lo cual es ya una tradición).
Lo más trágico e irónico de la situación es que ha llegado a poder darse porque el estamento dirigente español y buena parte de su ciudadanía no han querido plantar cara al nacionalismo catalán, pensando que una confrontación abierta no era la mejor opción, mientras el nacionalismo trabajaba, precisamente, en la dirección de llegar a esa confrontación extrema. Y cada día que pasa es más tarde para invertir el proceso. Incluso aunque el PP volviese a ganar las elecciones nacionales y realmente quisiera hacerlo es más que dudoso que pueda invertir el proceso de Cataluña hacia su independencia, a pesar de que la mayoría de los catalanes no vean con buenos ojos este destino. Pero si España no luchó ¿con qué fuerza se puede esperar que luchen los españoles en Cataluña con sus solas fuerzas?
El conflicto total está servido. El resultado es incierto porque por definición un proceso así es incontrolable en todos sus aspectos, pero a día de hoy, los independentistas catalanes cuentan con las mejores bazas. España hay dejado gangrenarse una de sus partes y lo más seguro es que ya no pueda salvarse. Por cierto ¿aprenderemos la lección o repetiremos el triste camino en lugares como Galicia donde aún es totalmente evitable?

sábado, marzo 24, 2007

El liberalismo en una imagen

Así entiendo yo el liberalismo. Foto de The Guardian que he visto en Escolar.net.

Hay una casa en medio de la manzana en construcción. No quiere vender. Constructores y Gobierno chino conciertan sus acciones para echar al propietario. Ya no tiene agua ni luz. Un hombre lucha por sus derechos.

viernes, marzo 23, 2007

¡Ea, ea, ea! ¡Polanco se cabrea!

Uy, el Capo se ha rebotado. Me lo puedo imaginar en su despacho, con su plana mayor: ¡se van a enterar estos de quién soy yo!¡Pero qué se han creído!¡Boicotearme a mí!¡¡¡Exigirme que rectifique y me disculpe!!!¡Ya sabéis lo que tenéis que hacer, en marcha!¡Tú, consígueme un comunicado de los trabajadores!¡Tú, a la redacción de la Radio, 10 minutos en cada boletín!¡Tú, a la tele, que Iñaki los ponga a caldo!¡Tú, quiero una portada mañana en el periódico que les deje temblando¡¡Se van a enterar de lo que vale un peine esos mequetrefes¡
El novato, siempre hay un recién llegado, osa murmurar como para sí: ¿y qué haremos cuando nos digan que el PSOE también boicotea Telemadrid y otras televisiones y programas? Ay, pero el Capo le oye y como ya está lanzado le ordena su propia misión: ¡Tú, con Herman Tersch!¡A la puta calle!

Contra la Ley de Igualdad de Género

Hay muchas razones para criticar la "ley de la igualdad", que lo primero que hace es desiguales ante la ley: es ilegal, para empezar, desde luego, injusta, para seguir, impide el derecho de elegir a quien quieres votar o con quien te quieres presentar a las elecciones, impide el derecho a contratar a quien te de la gana en tu empresa (estás obligado u obligada a contratar a una incompetente antes que a un competente) y podría seguir con otro millón de razones, entre las cuales figuraría la de que, efectivamente, será contraproducente para todos y, en consecuencia, también, en general, para las mujeres. Hay razones hasta semánticas con ese "género" absurdo y analfabeto circulando por ahí.
Sin embargo para mí la principal razón para oponerme a esta estúpida ley igualitarista (si es que hay algunos que no aprenden por mucho que la Historia se demuestre una y otra vez maestra de la vida), muy por encima de todas las demás, si acaso, es que parte de un error conceptual: que las mujeres son cosa distinta de los hombres cuando en realidad estamos hablando exclusivamente de seres humanos.

viernes, marzo 16, 2007

Respuesta a mi interlocutor izquierdista, quien aboga por negociar con ETA a espaldas de la derecha

Tiberio aboga por un final negociado del terrorismo ignorando el rechazo popular (Ver aquí). Yo opino que esto es una indignidad antidemocrática.
"Para la izquierda, lo grave es que ETA mata, independientemente de lo bien o mal que nos parezcan sus pretensiones independistas. Para el PP lo grave es que ETA busca la independencia de Euskalherria, y lo de que mata pues también es muy malo, pero no es lo principal". I beg your pardon? Est-ce que vouz pouvez me répéter? Perdón ¿podría repetirme? Es que creo que no he entendido bien. ¿Así que este es el malentendido? Menos mal que tu comentario está escrito desde la buena voluntad ?¿O es mucho imaginar por mi parte?
¿Qué se hace cuando alguien te dice a la cara "es que a ti e importa más que haya gente contraria a la unidad de España que el hecho de que esta gente se dedique a matar?
En plan callejero, las cosas podrían llegar a las manos. Así que dejémoslo en el plano intelectual. Extraigamos conclusiones, que son las de siempre:
-La derecha española es antidemocrática puesto que no cree que en democracia se puedan defender las cosas que a ella le desagradan.
-La derecha española es mentirosa e hipócrita, puesto que afirma lo contrario, es decir, que aceptando las reglas del estado de derecho, se puede defender cualquier idea (que no sea de naturaleza antidemocrática, claro está).
-La derecha española respeta menos la vida que la izquierda, ya que si para aquella es algo secundario para ésta es primordial.
-La derecha española, en consecuencia, es evidentemente inferior en términos éticos a la izquierda.
-La derecha española es fanática, y ultranacionalista, pues sitúa a la patria y a sus ideas por encima del valor que concede a la misma vida.

Podría seguir, pero dejémoslo aquí, por ahora. Lo que es obvio es que el comentario, aparentemente frío y aséptico, es una nueva expresión, inequívoca, del desprecio que te merece el PP.
Pero, como ocurre a la izquierda española tan a menudo, resulta que las razones para el desprecio no se corresponden con la realidad. Es falso que lo que el PP, a la derecha española en general, y a una buena parte de la izquierda, considera como lo más grave en relación a ETA es que pretenda la independencia de las Vascongadas. O no entiendes o no quieres entender. O sencillamente la realidad no te vale y te estropea los clichés, desde luego mucho más cómodos de manejar que la complejidad esperable y lógica de estas cosas.
Es muy curioso, todo esto, porque resulta que la democracia española, incluido el PP y toda la derecha durante todos estos 30 años, aceptó a HB en sus instituciones hasta hace bien poco. No sólo eso, sino que hay muchas formaciones políticas que no practican el terrorismo que son abierta o disimuladamente independentistas desde Aralar hasta ERC, y eso sin polemizar con el PNV, CiU o BNG. Simplemente no es verdad que a la derecha le preocupe la reclamación de la independencia de las provincias vascongadas y Navarra más que los asesinatos fanáticos de una banda nacionalsocialista. Y por supuesto es una afirmación que es difícil recibir bien. Lo dejaré aquí para no darte excusas para el calentamiento, que ya te voy conociendo.
Yerras, pues, cuando afirmas que "cuando el Gobierno decidió buscar el final de ETA por la vía de la negociación, aceptó intrínsicamente la posibilidad de una lucha política legal a favor de la independencia del País Vasco". La democracia española no tiene problemas con eso, así que difícilmente eso puede ser un precio político aceptable para ETA, porque eso que tú crees un precio político es algo de lo que ya disfrutaron durante 25 años. Parece mentira que alguien pueda tragarse eso, parece mentira. "En cambio, aquellos que consideran que el principal mal de ETA es su separatismo, no podrán nunca apoyar al gobierno". Ese "aquellos" no puede ser el PP ni la derecha española. Tu análisis no se sostiene. No es verdad, no se compadece con la realidad, es absurdo, es pueril. Y para tu información, nadie cree eso en el Gobierno ni en el PSOE. Es una tontería.
"Creo por lo tanto que el debate se ha visto viciado desde el principio porque la pregunta planteada no era la correcta. No se trata de cuatro hipócritas electoralistas que han engañado a millones de personas. Se trata de millones de personas que, aunque no lo hayan expresado en estos términos, en el fondo lo que les preocupa es la posibilidad de una independencia de Euskadi". Es obvio que la realidad te está complicando el análisis. Das la impresión de un quiero y no puedo. Es verdad que a muchos millones de españoles nos preocupa que España pueda perder partes de su territorio, pero no estamos hablando de eso cuando hablamos de la cuestión terrorista. Nos preocupa mucho más, naturalmente, que esa independencia pudiese llegar de una claudicación del Gobierno ante una banda terrorista. No creo que estemos en esa tesitura, es sólo un comentario a tu desacertado comentario. Pero de hecho, estamos ya más cerca del verdadero problema, que no es otro que el de qué puede lograr la banda terrorista de este Gobierno.
Inmediatamente centras la cuestión: "¿Qué estás dispuesto a aceptar a cambio del final de ETA?”. Bien, bien, he aquí el punto central de la división nacional. Porque el país se divide entre los que creemos que no se debe premiar a los terroristas por sus crímenes y los que creen que concediendo algunos premios "aceptables" los terroristas se darán por satisfechos y dejarán de matar a la gente.
"Yo creo que, con sus errores, la vía seguida por el gobierno es la correcta. En democracia todo es planteable y todo es discutible… Incluyendo lo absurdo y lo estúpido. Creo que debería existir una vía democrática hacia la independencia de cualquier comunidad autónoma del estado español, aunque tal independencia me parezca una locura. Y mira, si así se consigue el final de la banda terrorista ETA, pues bienvenido sea".
Insisto: esa vía existe como demuestran Aralar Bloque o Esquerra Republicana. La conclusión evidente es que no entiendes la naturaleza del terrorismo. No se puede conseguir el final del terrorismo concediendo simplemente una "vía democrática hacia la independencia". No te enteras ni de qué quiere ETA ni de en qué circunstancias concretas estamos. Por eso en otras ocasiones me has preguntado insistentemente que cuáles eran las concesiones que había hecho el Gobierno a ETA. Lo primero que quiere ETA es ser aceptado como interlocutor político, lo cual está logrando poco a poco de este Gobierno, el cual, aunque tú no te hayas dado cuenta, sabe perfectamente que es una gran concesión, por eso no lo reconoce francamente. Porque aunque tú no te hayas dado cuenta, el Gobierno aún no ha aceptado, a 'pesar de toda evidencia, y a pesar de que hasta tú lo aceptes con toda naturalidad, que esté negociando con ETA. ¿Y sabes por qué? Porque la negociación en sí es una grandisima cncesión, como sabe todo el mundo, incluídos ETA, el Gobierno y la población española más o menos informada.
"Pero debemos aceptar que la otra parte no piensa así. Debemos dejar de considerar que si no están de acuerdo con nosotros es por electoralismo y aceptar que estamos atacando a algo que para ellos es muy importante". No te enteras, otra vez. No es la derecha la que piensa así, la que no está de acuerdo con la negociación. La inmensa mayoría de la población, izquierda incluida, respondería que no si se le preguntase abiertamente si está a favor de negociar con ETA. Lo primero que está intentando controlar el Gobierno es a su propio partido, por eso tiene que ser tan cauto, por eso maneja las palabras con tanto nerviosismo, por eso no acepta sin más públicamente lo que todo el mismo sabe. No te olvides que fue el PSOE el que le montó un GAL a ETA, no todos en él están a favor de negociar. Desde luego la derecha tampoco, y en eso no está sola y el Gobierno también lo sabe. Así que el primero en hacer electoralismo es el PSOE, pues sabe que todo cuanto hace en su negociación con ETA le puede provocar una sangría de votos, de ahí tanta cautela.
"Debemos por lo tanto hacer una de dos cosas, intentar la casi imposible labor de convencerles de que la vida y seguridad de los españoles es más importante que la unidad de España (o al menos hacerles ver que la independencia de Euskadi sigue siendo prácticamente imposible aunque se acepte un referendum). O aceptar y tener en cuenta que se van a oponer a nosotros de la misma manera que aceptariamos que la Iglesia se iba a oponer a una campaña a favor del preservativo". Por favor, Tiberio, por favor, cuánto engreimiento. No entiendes cosas básicas: la vida y la seguridad de los españoles estaría en dramático peligro si el Gobierno se dedicase a hacer concesiones a una banda terrorista. Supongamos que le damos la independencia a Euskadi ¿qué valor tendría la vida y la seguridad de los españoles que quedasen allí y que serían una amplia mayoría de la población? Y ya que estamos ¿qué valor concedes tú a la vida y la seguridad de los españoles si crees que la Ley en democracia es algo que se puede obviar si un grupo suficientemente amplio de asesinos se dedican a matar para cambiarla?¿Qué idea tienes tú de la vida y la seguridad de los españoles si estás diciendo en tu blog que lo mejor para conservar la vida y la seguridad de los españoles es claudicar ante cualquier banda de tarados que decida que el método democrático de cambiar las leyes e influir en su Gobierno es demasiado lento y que lo más rápido y justo es matar a unos cuantos para que el Gobierno socialista de turno empiece a preocuparse por la vida y la seguridad de los españoles y les conceda aquello para lo que se han puesto a matar?¿Qué significa para ti "vida y seguridad" si no concedes ninguna importancia al Estado de Derecho, puesto que crees que sus leyes son algo que tiene menos importancia que la vida y la seguridad?¿Con qué leyes esperas defender la vida y la seguridad de los españoles si permites que los terroristas las cambien por sus acreditados métodos?¿Qué crees que es la unidad de España sino un estatus legal determinado que los terroristas quieren cambiar?¿Tienes idea de lo que significaría la vida y la seguridad de los españoles una vez que la ley dejase de imperar?
Con qué frivolidad analizas la cuestión, Tiberio. Hablas de la unidad de España como una cabezonada más o menos fanática de los fachas de siempre sin darte cuenta de que el Estado de Derecho no es algo parcelable. Ahora funciona, ahora no; de esto paso, de esto no; esto te lo concedo esto no. Creo que no comprendes que una vez que aceptas la extorsión terrorista pierdes toda legitimidad para seguir imponiendo la ley. Acabas de legalizar la ley del más fuerte y la anarquía, invitas al uso de la metralleta para la obtención de metas políticas... o cualesquiera otra ¿por qué es más digno matar por una excusa ideológica que por, digamos, dinero?
"Creo que si hay un momento para solucionar el problema de ETA por la vía pacífica, es este". Otra vez te equivocas. Negociar con ETA no es un final pacífico sino todo lo contrario es el cúlmen lógico de 40 años de violencia. El fin pacífico es el triunfo sin paliativos del Estado de Derecho. Lo otro no es paz, es implorar compasión de los que te pueden matar para que no te maten. Eso no es paz, es indignidad y es traición a los que han muerto ¿Por qué no les dimos lo que querían hace 30 años?
"Creo que si hay un momento para solucionar el problema de ETA por la vía pacífica, es este. Y creo que deberíamos hacerlo. Pero para ello debemos comprender que las fuerzas que representa el PP no podrán nunca seguirnos en esta andadura, y eso significa una fuerte oposición por parte de la sociedad española y la necesidad de no desperdiciar energías en tratar de tranquilizar a unas personas imposibles de contentar". No me digas más, está claro tu concepto de lo democrático. Crees que está bien ignorar en un tema como este a la población española. ¿Y qué, exactamente, estaríais dispuestos a concederle a ETA sin nuestro apoyo?
Qué locura. Cosas haréis que nos helarán la sangre. Lo peor de todo es que os comportaréis indignamente y no obtendréis nada. Sin barcos y sin honra. Sin paz y sin honorabilidad. Encima no aprendéis nada de la historia ni de nuestros propios errores pasados.

A pesar de la incomprensión, de la absoluta lejanía ideológica y de la total desavenencia respecto a la praxis política mantengamos abiertos los canales de comunicación.
Afectuosamente,
XC

Queridos compatriotas izquierdistas:

Negáis la evidencia, pero no tiene sentido. Toda la potencia de fuego mediático de la izquierda ¿nacional? está siendo utilizada en criminalizar moral o políticamente a la derecha. Hay una gran hipocresía en esto, se tira la piedra y se esconde la mano, se echa bilis por la boca y se dice que apenas era una salivita.
Lleváis empeñados tres años en que la derecha española no ha aceptado el veredicto de las urnas y que ha derivado hacia la derecha extrema (je, je, je, qué expresión más indisimulablemente de técnico de marketing). De franquistas para arriba se ha calificado a la derecha nacional de todo, un catálogo infinito que cualquiera puede consultar en hemerotecas, fonotecas o videotecas de cualquier medio. Se la ha acusado de cosas tan absurdas, viniendo de la izquierda española, como de intentar deslegitimar las instituciones, de denigrar y no respetar a la Corona, de apropiarse de los símbolos nacionales y de tener delirios sin fundamento acerca de la unidad territorial... ¡y aún os extraña que nos rebotemos!
Pues me temo que vais a tener que acostumbraros porque no nos gusta nada la situación, ni un pelo, y ni nos vamos a callar ni vamos a desaparecer. Y no tiene nada que ver con ganar o perder unas elecciones: el PSOE de la generación de González, a pesar de su poco respeto por la separación de poderes, de sus corruptos desmanes de todo tipo, y a pesar de su mayoría absoluta, no nos preocupaba ni la milésima parte de lo que nos preocupa este PSOE aliado de nacionalismos, exaltado y desorientado, incompetente y frívolo, y que, sobre todo, se ha puesto a manosear cosas que no debería tocar sin el consentimiento de una amplísima mayoría de los individuos que conforman la Nación, aliándose en cambio con sus muy minoritarios enemigos.
Este PSOE sabe perfectamente que el principal obstáculo para sus pretensiones es el PP -más que la derecha social, la cual inarticulada sería una fácil víctima- y a su quiebra y ruptura dedica un gran esfuerzo; es su principal empeño, el que más le urge, porque no se trata de un calentón coyuntural sino de una planificada estrategia. Curiosamente, está logrando que muchos que no nos sentimos nada inclinados a simpatizar con el PP nos estemos viendo forzados a aceptarlo como el único instrumento potente y realmente útil que le queda a la Nación constitucional antes de verse troceada y anulada del todo por la citada alianza nacional(ista)-socialista.
Pronto veremos si la obvia agresividad de la actual izquierda contra la derecha, nunca tan intensa como ahora en estos casi 30 años constitucionales, hace mella en la derecha social y en el apoyo que ésta le de al PP. En definitiva, muy pronto veremos si la estrategia de criminalizar en términos morales y denigrar en términos políticos a la derecha española, motejándola de incivil, de franquista, de extremista, de desleal, de mendaz –y con la que han hecho carrera tipos que deberían avergonzar a cualquier persona que piense libremente, incluso siendo de izquierdas, como Blanco, Rubalcaba, Montilla, y el propio Zapatero-, tiene el éxito que busca, se confirma y se sostiene durante el resto del trayecto que nos lleve a la definitiva caída de la Constitución, a la conformación de una nueva estructura nacional, probablemente con la pérdida de la soberanía española en amplios territorios de lo que ha sido este país durante siglos y siglos, y a sentar las bases para la deposición de la Monarquía; o si, por el contrario, las esperanzas que tantos tenemos de que quede una pizca de sentido común en algún sector significativo de la izquierda social hispana se hagan realidad, impidiendo que el desastre se consume. Son esperanzas, desde luego, muy vagas.
En cualquier caso ya veremos cómo nos reímos todos después de haber puesto a un irresponsable a jugar con las cosas de comer de comer de todo un pueblo, mientras una parte enorme del estamento político de su cuerda ideológica le ríe las gracias, aunque con la boca pequeña admitan la verdad en la intimidad, lo que les convierte no sólo en irresponsables sino en auténticos traidores a su patria, felones por cobardía e interés material inmediato, añadiendo la indignidad ética a su estupidez congénita. Y mientras otra parte enorme de ese estamento dirigente ha demostrado una incapacidad política, una imprevisión y una cobardía no menor, cometiendo pecado de dejadez e inconsistencia política, por no hablar de la gran porción del mismo humano egoísmo material que aqueja a los de la bancada ideológica de enfrente con el resultado conocido: cuando se pudo parar las cosas no se hizo y ahora quién sabe si se podrá.
La fatalidad siempre ha perseguido a esta pobre España, a cuyo pueblo siempre ha parecido faltarle un tornillo justo en los momentos más trascendentales. Conseguimos salir del hambre en un par de generaciones para convertirnos en un gran país y ¿qué se nos ocurre hacernos a nosotros mismos? Lo de siempre, molernos a palos entre nosotros, cargarnos la Constitución que ha traído el período de paz, prosperidad y libertad más extraordinario de la España moderna, y ponernos a discutir entre nosotros tirando todos de la manta al mismo tiempo hasta que la rompamos y nos quedemos a la intemperie... ¡otra vez!
A muchos, ya lo sé, les parece que no está pasando nada, porque estas cosas no se revelan de un día para otro, pero lo que este Gobierno está haciendo tendrá consecuencias y Dios quiera que no sean todo lo graves que realmente podrían llegar a ser.
Y a vosotros, compatriotas izquierdistas, especialmente los que todavía mantenéis independiente vuestra capacidad intelectual ¿de verdad os parece lógico que el presidente Rodríguez esté llevando al país por los derroteros que lo está llevando ignorando a la mitad del país que en absoluto está de acuerdo con ello? No os estoy preguntando si os gusta o no, que ya sé que os pone la III República y la España Federal y la denuncia del Concordato con el Vaticano y todas las aspiraciones económicas de la tradición izquierdista en las que todavía creáis si es que aún creéis en alguna, lo que os pregunto, lo que os preguntamos tantos, es si comprendéis o no que los cambios trascendentales en un país deben hacerse con una base de consenso amplia, o, mejor aún, con el apoyo de los partidos políticos con posibilidades de gobernar y que en España son dos.
No dejo de preguntarme, queridos compatriotas izquierdistas razonables, cómo podéis apoyar un estado de cosas en que estando el Gobierno de vuestro país apoyado por todos los grupos parlamentarios menos uno todos se dediquen a hacer oposición de la oposición en términos deslegitimadores, acusándola de obvias falsedades como la de ser de extrema derecha y franquista, la de no querer el final del terrorismo o la de ser anticatalana, antivasca o antigallega.
De verdad, queridos compatriotas izquierdistas, que no me cabe en la cabeza que no sintáis verdadera vergüenza ante tipos como Blanco, Montilla o Zapatero, cuando sabéis que se avergüenzan de ellos en todos los ámbitos de la izquierda donde hay un mínimo nivel intelectual, empezando por su principal sustento mediático, el Grupo Prisa. Y qué decir de los González, Guerra o la vieja guardia en pleno del PSOE.
¿Cómo podéis aguantar sus hipocresías de feministas, pacifistas, ecologistas de salón?¿Cómo toleráis que haya abandonado a los saharauis?¿Como no os pone colorados ver al presidente mendigando una entrevista con Bush, después de haber ofendido a todo un pueblo despreciando su bandera, como si allí no hubiese izquierdistas y pobres y ecopacifistas y un amplio movimiento arcoiris?
¿Qué estáis haciendo, queridos compatriotas izquierdistas, apoyando a un Gobierno que ha decidido negociar con los terroristas etarras –sin ni siquiera contar con el apoyo del único partido de la oposición-??¿Qué estáis haciendo, por Dios?