viernes, marzo 23, 2007

¡Ea, ea, ea! ¡Polanco se cabrea!

Uy, el Capo se ha rebotado. Me lo puedo imaginar en su despacho, con su plana mayor: ¡se van a enterar estos de quién soy yo!¡Pero qué se han creído!¡Boicotearme a mí!¡¡¡Exigirme que rectifique y me disculpe!!!¡Ya sabéis lo que tenéis que hacer, en marcha!¡Tú, consígueme un comunicado de los trabajadores!¡Tú, a la redacción de la Radio, 10 minutos en cada boletín!¡Tú, a la tele, que Iñaki los ponga a caldo!¡Tú, quiero una portada mañana en el periódico que les deje temblando¡¡Se van a enterar de lo que vale un peine esos mequetrefes¡
El novato, siempre hay un recién llegado, osa murmurar como para sí: ¿y qué haremos cuando nos digan que el PSOE también boicotea Telemadrid y otras televisiones y programas? Ay, pero el Capo le oye y como ya está lanzado le ordena su propia misión: ¡Tú, con Herman Tersch!¡A la puta calle!

24 comentarios:

XERACH dijo...

Bueno, si tan liberales sois todos, ¿cómo podeis concebir que un partido político pretenda cohartar la línea editorial y la libertad de expresión de un grupo de comunicación como PRISA? ¿Entonces no creeis que el PSOE debería pedirle lo mismo a El Mundo o la COPE? ¿Desde cuando es liberal interferir en el libre desarrollo de las empresas privadas? Vaya liberalismo de ... defienden las hordas del Partido Popular.

Xabier Cereixo dijo...

No ir a un sitio no es cohartar nada, es...no ir a un sitio. Ir a un sitio para que te insulten es de idiotas. Hace 15 años que el PP tenía que haber tomado esa decisión. Y, por cierto ¿qué hacen las hordas democráticas del PSOE cohartando la línea editorial de Telemadrid? Y ya que estamos, explícate un poco mejor ¿qué es lo que tendría que pedirle el PSOE a El Mundo y la COPE, los cuales tienen líneas editoriales sensiblemente diferentes?
Te voy a decir más, a mí todo eso de la neutralidad me parece un bluf para incautos. Ni me lo creo de nadie, ni lo quiero, pero lo que me toca las narices de verdad es ver a algo tan sectariamente partidista como el Grupo PRISA presumir de neutralidad, de elegancia, de savoir faire, como hacen siempre. Así que por mi parte estoy feliz como unas castañuelas de que su jefe haya por fin admitido que no son neutrales. Pues eso.
Pero da igual, en último extremo lo verdaderamente alucinante ha sido la reacción de Mafia siciliana que han tenido. Sólo tipos con el cerebro devorado por la propaganda podéis soportar a estos auténticos fascistas ¿o no sabes dónde hizo su fortuna Polanco y su carrera Cebrián?
!Ea, ea, ea, Polanco se cabrea!Y yo feliz. Y los tipos como tú a reírles las gracias como si les debiérais algo. Patético. Pero yo feliz, al menos por un día. Porque tampoco veo a este PP aguantándole el pulso a al Capo casposo. Eso ya me pondría al borde del orgasmo y a lo mejor hasta les votaba. Sueños de infeliz feliz... por un día..

Pablo dijo...

Pero...¿de qué estamos hablando aquí? Resulta que el PP anuncia que no acudirá a las entrevistas del Grupo Prisa (ya era hora) y se produce un terrible cataclismo.

Que yo sepa el PP no ha promovido boicot alguno. Simplemente ha anunciado que no acudirá a sus medios, lo mismito que hizo Pepe Blanco con Telemadrid. Por enésima vez, si lo hace el PSOE es bueno, y si lo hace el PP es muuuy malo.

Ya empiezo a estar cansado de este desequilibrio. De esos comentarios de la vicepresidenta y otros altos cargos en plan "el PP se ha pasado de la raya", "esto no ha ocurrido nunca en la democracia", "el PP se acerca al abismo"... Pero ¿es que realmente piensan que todos somos igual de memos que esa panda de becarios del Consejo de Ministros? ¿No se paran a pensar que igual alguien de quien les oye haya estudiado un par de añitos más que ellos (o acabado un par de carreras más) y no se va a creer tantas memeces juntas?

Por cierto, Xerach: lo de interferir en el libre desarrollo de empresas privadas es más bien lo de la OPA de Endesa, o lo de la Ley del Cine. No te confundas. Y el PSOE es libre de hacer lo que quiera con El Mundo o la COPE. De hecho, llevan tiempo haciéndolo de forma tácita.

Vamos, que no veo yo tanta debacle con el comportamiento del PP. Ni que hubieran cometido terrorismo de Estado. O robado a los huérfanos de la Guardia Civil. O pagado a delincuentes con fondos reservados. O retirado acusaciones a etarras para que salgan a la calle. O... ¿sigo?

Florecilla Silvestre dijo...

En varias ocasiones he reiterado la caducidad intrínseca del marco conceptual y teórico en el que se mueven

Anónimo dijo...

Es lamentable y bochornoso ver como se arrastran los defensores de los asesinos etarras, es patético ver como reptan entre la manipulación y la mentira descarnada.

Polanco, el terrorista suicida con tres pares de calzoncillos, insulta a millones de españoles, insulta al único partido democrático de España por no doblar la rodilla ante su Imperio, y el señorito, como le contestan de forma suave, además se crece y vuelve a amenazar.

Acusa a la derecha de buscar la guerra civil, de ser guerracivilista, y se queda tan ancho. Lo grave del asunto es que sabe y quiere que así sea, que es la izquierda golpista la que está buscando el enfrentamiento civil al igual que en los años 30 (ya entonces llamaban a la guerra civil.. y se la encontraron). Pero como siempre, este suicida rasurado con gayumbos, hace mal el cálculo, la derecha se volverá a defender igual que entonces. Que no lo dude.

Xerach dijo...

El PP pide que Polanco se disculpe por sus declaraciones, amenazando que hasta que éstas no lleguen, se negarán a participar en todos los medios del mayor grupo de comunicación de España. ¿Es esto lícito? ¿Cómo se puede entender que el PP pretenda erigirse como defensor de la libertad de expresión cuando, por otro lado, pretende censurar las opiniones que no coinciden con sus postulados de extrema derecha?
No apoyo las censuras hacia medios de comunicación como El Mundo o la COPE; ni que los socialistas hayan decidido no visitar más Tele-Espe, son medidas absurdas, sin lugar a dudas.

El gran problema de los liberales españoles es que, por un lado defendeis el liberalismo cuando os interesa, y por el otro lado pretendeis meteros en todo aquello que no os incumbe. El PP debería mantenerse al margen de estas sandeces y respetar la opinión personal de un señor, que ni me va ni me viene, pero que tiene todo el derecho del mundo, de opinar lo que más le plazca.
Y en cianto a las acusaciones de que El Pais es un diario fascista, creo que el que lo dijo delira, y bastante. ¿Un diario nacido en plena transición, anti-franquista y desvinculado del régimen totalitario, es fascista? ¿Qué fue el ABC, entonces, un diario nazi? Lo que hay que oir de los salva-patrias, defensores falsos de la libertad de expresión y la horda de la caverna incapaz de aceptar que las reglas del juego democrático por el que nunca apostaron.

Xabier Cereixo dijo...

¿Desvinculado del régimen totalitario? ¡Qué supina ignorancia! Hay gente a la que es inútil explicarle nada porque o no va a entender o si entiende se va a cerrar en banda.
¿Cómo se puede preguntar si es lícito exigir una disculpa a quien ofende?
"Lo que hay que oir de los salva-patrias, defensores falsos de la libertad de expresión y la horda de la caverna incapaz de aceptar que las reglas del juego democrático por el que nunca apostaron".
Eres un pobrecito, amigo. A parte de decir tonterías y calificar sin argumentos ¿tienes algo que decir? Porque entrar aquí a decirnos lo mcho que reniegas de la extrema derecha lo encuentro sumamente ridículo. Y entrar aquí para confundir la negativa a una invitación con la censura, lo encuento saludable, así sabemos lo fundamentadas que están tus opiniones.

En cuanto al comentario de Pablo,m puers ninguna sorpresa ¿verdad? Lo venimos viendo desde hace mucho.
Y respecto al comentario anónimo yo diría que no está tan claro que la parte de la ciudadanía no izquierdista se vaya a defender. Precisamente porque no lo tengo tan claro me ha alegrado tanto la reacción del PP al desbarre polanquista. ¿La mantendrá? Habrá que verlo, que el capo les hace temblar mucho, no lo olvidemos.

Anónimo dijo...

Xerach,

Te parece normal que se acuse de querer una guerra civil a un partido político por convocar una manifestación pacifica completamente dentro de la ley, y respetando el orden democrático de la forma mas exquisita???

Te parece normal no? Tan normal que no debería de hacer nada, no debería ni de abrir la boca siquiera, si acaso hacer una declaración publica en la que pida oficialmente que le perdonen la vida.

Es como si yo me acordase de algún familiar tuyo en publico, por contradecirme en una discusión y encima me indigno por que no toleras el insulto.

Xerach... te han lavado el cerebro o eres un agente afecto.

Florecilla Silvestre dijo...

"En varias ocasiones he reiterado la caducidad intrínseca del marco conceptual y teórico en el que se mueven ..." Esta pedantería son las primeras líneas del blog de Xerach. El abuso del lenguaje tiene estas cosas, quienes quieren hacer pasar cualquier chorrada por ciencia a golpe de diccionario ni siquiera entienden los razonamientos más lógicos, sencillos y éticos.

El PP ha decidido no participar de lo que considera su linchamiento mediático hasta que le pidan disculpas. Obviemos por un momento nuestra opinión al respecto: es su libertad. Ni es ilegal ni antidemocrático ni agrede libertad de expresión alguna. El PP tiene derecho de acepción de personas y no está obligado a responder a ningún periodista del grupo PRISA ni a concertar entrevista alguna con él. El grupo PRISA también puede tratar al PP como a leprosos: es su derecho poseer esa línea editorial, igual que es el nuestro votar o no al PP y votar o no a PRISA con nuestro bolsillo.

Anónimo dijo...

La manipulación de Xerach, la mentira, tiene las patas muy cortas.

Queda en evidencia usando sus propios argumentos. Dice que el Partido Popular amenaza a Polanco por haber hecho unas declaraciones en su contra, y califica ese derecho de defensa como un intento de coartar la libertad de expresión.

Lo más cierto y verdad es que el Partido Popular convocó, legalmente, legalísimamente, una manifestación contra una decisión que el Gobierno de Rodríguez había tomado para favorecer a los asesinos etarras, vejando así a las víctimas. Ante el éxito de la manifestación, nuestro bienamado Polanco, cierto y verdad, pretende con sus manifestaciones coartar el derecho del Partido Popular y de más de diez millones de españoles a manifestarse en libertad. Pretende, y no es otro su objetivo, al tildar a los Españoles de franquistas, constreñir la voluntad de quienes discrepan de sus designios.

Lo grave, después de todo, es que hay quien defiende el guerracivilismo y, como siempre, se encuentran a la derecha extrema del Partido Popular. Es Polanco y el Partido NacionalSocialista obrero español. Es la vuelta a los origenes.

xerach dijo...

Las palabras de Polanco no son del todo acertadas, en eso estoy de acuerdo. No simpatizo ni con su causa ni con la de PRISA; única y exclusivamente defiendo el derecho de este señor de decir lo que quiera, porque así lo ampara el régimen de libertades del que gozamos.
Muchos de vosotros os escandalizais por lo dicho por el susodicho, pero no haceis crítica alguna a las burradas que a diario se lanzan desde las ondas episcopales. Llamais terrorista a Zapatero o a cualquier socialista, y eso no es una barbaridad censurable; en las manifestaciones se corean cosas del estilo "Zapatero, al hoyo con tu abuelo" y nadie dice nada; y que decir de las barbaridades de Federico, como en aquella ocasión que dijo donde estudiaban las hijas pequeñas del anterior Ministro de Industria.. lamentable.

Por cierto Florecilla Silvestre, te agradezco que hayas entrando en mi blog. Como habrás comprobado no sólo hablo de políticos petardos sino de otras muchas cosas más, como por ejemplo de historia [que para eso soy licenciado]. Entiendo que no te guste mi forma de expresarme o escribir, pero creo que no es lógico descontextualizar una frase como esa. Te podrá sonar a pedantería o a lo que sea, pero sacar la oración fuera de contexto carece de todo sentido, más cuando lo escrito versa sobre las nuevas aproximaciones arqueológicas y teóricas a la prehistoria europea [algo que no tiene nada que ver con el tema que estamos tratando].

Anónimo dijo...

Alguno podía haber quedado como un señor al reconocer la metedura de pata de Polanco. Éste también podía haber pedido disculpas. Podía haber pedido perdón, manifestar su arrepentimiento y, en parte, hubiese purgado sus culpas.

Pero no, algunos insisten en culpar a la víctima cuando se defiende. Así, vuelven otra vez a culpar a quien se revela, defienden al agresor con la peregrina escusa de que el agredido "debería hacer crítica".

Por Dios.

Xabier Cereixo dijo...

Es totalmente inútil discutir con gen te como tú, Xerach. Lo compruebo a diario e mi trabajo, en mi familia, en mi grupo social.
¿Tiene derecho o no el PP a responder negativamente a una invitación a una tertulia?¿No dices que Polanco tiene todo el derecho del mundo a decir lo que le de la gana y mantener una línea editorial en sus medios hostil al PP y partidista y sin neutralidad, como el mismo confiesa?
Pues es obvio que uno y otro tienen todo el derecho del mundo. Ahora bien, es a la hora decalificar política y moralmente cada hecho cuando deberían surgir las discrepancias, pero ni siquiera eso, le negáis el derecho al PP de relacionarse como le venga en gana con un determinado grupo.
Todo lo demás es pura hojarasca palabrera ¿qué coño tiene que ver aquí si Losantos dijo esto o dijo lo otro, señor licenciado?¿Qué tiene que ver el hecho de que una persona haya criticado o no un acto que tú juzgas criticable para quie tenga o no razón cuando juzga otro hecho? Licenciado, que un ciudadano diga o deje de decir cosas que a tí te agraden o dejen de agradar en una manifestación ¿qué tiene que ver con que lo que estamos hablando?¿El PP seguirá estando en su derecho de no ir a un stio a legitimar que le aticen en la impunidad?
Y en último extremo, aunque todos nosotros fuéramos lo que tú dices que somos, esto es, una horada carvernícola hipócrita que sólo ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, los actos qe aquí analizamos seguirán siendo lo0s mismos: el PP seguiría estando en su derecho y Polanco habría seguido actuando como lo que es, el Capo de una Mafia que ha respondido al reto con la soberbia fascista propia de un capo de mafia.
Así, alegría, alegría, alegría porque Rajoy ¡por fin! se ha comportado como el líder de medio país y quiera Dios que no sea cosa sólo de un día.

Xabier Cereixo dijo...

Por cierto, Florecilla silvestre, cuando ví esas palabras como comentaio pensé que estabas de vacile. Ahora que sé que son, efectivamente coincido con el espíritu que anima su cita: ejemplifican lo que tú dices que ejemplifican (y yo añadiría algunas cosas más, si tuviera tiempo, y algo más de ganas de seguir en la rueda de la noria con quien no se va a salir de ella ni en un millón de años)

Xerach dijo...

En ningún momento he criticado la manera de expresarse de todos aquellos que han participado en esta discusión; creo que carece de sentido iniciar un debate en torno a la acertada o patética capacidad de redacción de los aquí congregados. De todas maneras, vuelvo a repetir que el artículo de la Pre[historia] queer [de la que se extrajo aquel fragmento] iba dirigido a aquellos interesados por las nuevas aproximaciones teóricas y arqueológicas en Prehistoria europea.

El PP tiene todo el derecho del mundo a no asistir a las tertulias que los medios del grupo PRISA convoquen; a no conceder entrevistas; a no anunciarse..., y cientos de cosas más. Lo que el PP no tiene derecho es obligarle al señor Polanco a rectificar sus palabras, para luego amenazarlos a ellos y a sus lectores y anunciantes. Creo que la amenaza no tiene cabida en un sistema democrático. El biocot es válido, de eso no dudo, lo que cuestiono es la amenaza implícita al comunicado.
El gran problema es que PRISA controla muchísimos medios de comunicación a nivel regional. Dudo que a los candidatos provinciales y municipales les interese no aparecer en los medios afines a PRISA [que repito, no se reducen a El País].
Polanco debería matizar sus declaraciones, de eso no me cabe ni la menor duda, pero no está en la obligación de disculparse, mucho menos bajo amenazas. Y por último, desearía que aquellos que me hayan juzgado como un elemento capaz de apoyar a Zapatero, Polanco, Rajoy y compañía, se pasen por mi blog y entiendan que podré ser lo que querais: pedante o aborrecible, pero jamás, repito jamás, se me podrá acusar de sectario o partidista. Mi crítica hacia todos los grupos políticos, y muy especialmente al PP y al PSOE se mantiene muy a pesar de aquellos que pretenden encasillarme como socialista .
Ojalá pudieramos ser todos autocríticos y discutir sobre el auténtico problema de nuestro sistema político: los partidos políticos vigentes en estos momentos.

Xabier Cereixo dijo...

Bla, bla, bla... Conozco muy bien ese discurso, mucho mejor de lo que te puedas imaginar: soy muy crítico con el PP y con el PSOE,, pero al que le doy caña de verdad es al PP. Eso sí que me parece aborrecible.
Y ya os podéis inventar y repetir lo de la amenaza cuantas veces queráis que ese producto sólo lo compráis los que tenéis colonizado el erebro por la propaganda del Capo. Muéstrame la amenaza, tal vez podamos hablar un poco de ello. El PP difícilmente puede obligar al Capo a nada. Lo intentó un juez y arruinó su carrera judicial, bueno es el Capo para estas cosas porque pa chulo español él, faltaría más. Pero, desde luego se la puede exigir aunque Polanco no le haga ni puto caso.
Y respecto a si le interesa al PP de las regiones o los municipios someterse a la disciplina prisaica, pues, fíjate, yo no lo creo. Lo que interesa es la dignidad y los principios, que el discurso chicle de la mercadotecnia ya se ha visto el resultado que ha dado: un país donde la izquierda puede hacer lo que le da la gana y la derecha tiene que ir por la vida pidiéndole permiso a Polanco. A la mierda con esa historia, que aunque no os hayáis dado cuenta, media España está hasta el mismísimo gorro de esa situación. Si tenemos que aguantar que cada día se nos llame guerracivilistas y fachas franquistas de extrema derecha, por lo menos mantengamos la dignidad.
Para mí tengo que lo que se ha demostrado estos días es que igual el que tiene más que perder es el Capo, por lo menos ya se le ha sacado de sus casillas negándose a tragar con sus insultos por una vez. La derecha está demostrando muchas cosas últimamente y de ahí que en la izquierda estéis de los nervios. Está demostrando que está viva,, que no se va a dejar amilanar, que puede salir a la calle, que no tiwene por qué tragar con todo y que, aleluya, por fin en el PP han visto la luz, que no tienen que ponerse en primer tiempo de saludo cada vez que el Polanco de las narices toca el silbato. Las cosas están cambiando y deberíais empezar a acostumbraros. Incluso aunque el PP vuelva dentro de dos días a las andadas, la ciudadanía que no es de izquierdas no va a desaparecer y esfumarse para que podáis hacer lo que os de la gana. Lo siento mucho, pero no estamos de acuerdo con vosotros y nos tendréis que tener en cuenta: ni en la idea de España, ni en la del Estado, ni en la de la economía, ni en política exterior, ni en el jodido Protocolo de Kioto, ni en la puñetera Alianza de Civilizaciones, ni en el antiamericanismo, ni en un nillón de cosas más. Comprendo que debe ser duro tragar vuestra propia medicina, pero no fuimos nosotros los que abrimos la puerta. Os empeñasteis en salir a la calle porque se hundió un barco, le hicisteis una huelga general a un Gobierno legítimo que contaba mayoría absoluta porque intentó hacer unas mínimas reformas en el mercado laboral, os empeñasteis en cercar las sedes de un partido político democrático, lleváis años y años insultando a media España, especialmente desde ese grupo de comunicación que ahora se hace la damisela ofendida, pues la media España que no os ríe las gracias se ha cansado, es tan simple como eso.
Este Gobierno se ha empeñado en Gobernar ignorando los más elementales consensos que nos trajeron de la dictadura a la democracia sin encomendarse a nadie y ha cambiado sus aliados naturales para las políticas de Estado para ir a caer rendido ante las minorías más disparatadas que imaginar se pueda, pues n o podía esperar otra cosa que lo que está ocurriendo. Muchos dicen que el PP jamás recuperará el poder así. Yo prefiero un PP digno que un PP preocupado de obtener el permiso de don Jesús. Esto es sólo un flash, un momento inspirado, y como he dicho, si lo mantienen podrán contar con mi voto, el cual no han tenido ni tienen garantizado salvo como voto anti-ZP.

xerach dijo...

Definitivamente es imposible discutir civilizadamente contigo, con argumentos tipo "bla, bla bla" no llegaremos a ninguna parte. Sigue creyéndote las patrañas "liberales" del PP; sigue creyéndote la falsa política progre del PSOE; sigue creyendo en el bipartidismo rancio y caduco, hecho a la medida de los dos grandes.

Suerte chaval.

Xabier Cereixo dijo...

¿Civilizadamente? ¡Pero qué cara más dura!
Puedes comprobar que mi amigo virtual Tiberio y yo nos las traemos tiesas, pero tiesas, tiesas, pero mal que bien mantenemos una discusión. Aunque en mi opinión, como a casi toda la progresía patria, se le va la pinza muy a menudo y acude con demasiada profusión a las palabras gruesas, comparado contigo es un Dios de la moderación.
Yo estaría más que encantado encantadísimo de tenerte entre mis lectores y devolverte la deferencia, de que dejaras aquí tus comentarios y reflexiones y hacer yo lo propio en tu bitácora, pero ¿dónde está la discusión que propones? Yo no la veo por ningún lado. Entras e un blog liberal para hablar de las hordas del PP y hacer una serie de afirmaciones sin ningún sustento argumentativo y qué se supone que te tengo que responder ¿No vas a votar al PP? Pues muy bien ¿y a mí qué, amigo?
Vuelves a entrar en el blog y vuelves a hacer lo mismo, afirmas y afirmas pero no argumentas nada. Por si no lo sabías, una sucesión de monólogos es algo distinto, muy distinto de un diálogo, que es algo que túno has propuesto en ningún momento. Como dirían Les Luthiers, tú no apuestas por el diálogo sino por el biólogo.
Afirmas que el PP censura a Polanco, demuéstralo, por lo menos. Para acto seguido calificar al partido que representa a la mitad de la ciudadnía, incluso, en más de un sentido, a buena parte de los que no le han votado y le calificas de extrema derecha. Es un insulto y unja faltada gordísima, pero aún la aceptaría como tema de discusión si no fuese más que otra afrmación no argumentada.
Igual que afirmas que somos unos hipócritas los liberales españoles porque responder a las repulsivas manifestaciones del dueño del principal grupo mediático español es algo que no nos incumbe y los liberales para ser liberales no deben hacer tal cosa. ¿Argumentos? No, naturalmente. Lo dices tú y eso debe bastar. Pero hay que echarle narices para defender que las declaraciones del Capo del otro es "·cosa q

Xabier Cereixo dijo...

Pero hay que echarle narices para defender que las declaraciones del Capo del otro día son cosa "que no nos incumbe a los liberales españoles". ¿A quién si no? ¿No nos incumbre por...? Porque lo dice Xerach.
Es perfectamente natural que opines que el señor Polanco tiene derecho a llamar franquista, guerracivilista y lo que le de la gana al PP cuando tú mismo no te cortas lo más mínimo: "hordas del Partido Popular", "postulados de extrema derecha [del PP]", "salva-patrias", "defensores falsos de la libertad de expresión", "horda de la caverna incapaz de aceptar que las reglas del juego democrático por el que nunca apostaron"...
Hablas de amenazas, sin argumento que lo sustente.
Vienes aquí y dices quedándote tan ancho: "Llamais terrorista a Zapatero o a cualquier socialista, y eso no es una barbaridad censurable". ¿Quién, amigo mío, quién? Si entras en mi blog y utilizas la segunda persona, aunque sea del plural, tengo que dar por supuesto que me incluyes en ese grupo. No te ganas con ello una respuesta cordial y afectuosa. Yo no he hecho tal cosa, y no apoyo a quien lo haga.

Por otra parte, he entrado en tu blog y podría decir un millón de cosas más, algunas las he dejado en tu repugnante artículo del tercer aniversario del 11-M (creo, sino algo parecido) donde entre mil afirmaciones asquerosamente indignas y enormemente sectarias se puede encontrar que nosotros las hordas extremoderechistas despreciamos a las víctimas de ese atentado y que no nos interesan más que como arma política. A mí si me dices eso a la cara igual tienes un problema. Estáis tan fanatizados que no os dáis cuenta de la gravedad de lo que decís.
Lo he dicho un millón de veces: no soy rencoroso y te ofrezco la posibilidad de partir de cero y discutir en profundidad y conmpasión de lo que quieras pero lo primero que debes hacer es aprender a respetar a quienes piensan de modo diferente a tí. Tenéis tan metida en la médula la idea de que la derecha es mala per se que tenéis muy difícil demostrar que realmente sois sujetos válidos para la vida enm democracia donde las personas pueden pensar cosas muy distintas.
Te reto, Xerach, te reto, demuéstrame que es posible una discusión civilizada contigo. Empieza demostrándome que los postulados del PP son de extrema derecha, que las víctimas del 11-M no nos importan a los no izquierdistas más que para usarlas como estilete para tumbar a Zapatero, demuéstrame que soy un falso defensor de las libertades, denuéstrame que no creo en la democracia ni en sus instituciones y que la tendencia social en la que, de manera muy general, se me puede incluir no cree en la democracia, no cree en sus instituciones, que no acepta las reglas democráticas y que nunca ha apostado por la misma democracia.
Mientras tanto seguiré pensando que lo tuyo es pura palabrería para enmascarar tu odio a la derecha, usando de cohartada un presunto similar grado de crítica al PSOE. Simplemente, no resulta creíble.

xerach dijo...

Te agradezco que hayas dejado un comentario en mi blog. Como habrás comprobado son pocos los lectores que lo hacen y eso se agradece.

Por desgracia el PP se halla en estos momentos dirigidos por una cúpula reaccionaria que no atiende a razonamientos lógicos. El PSOE, por su parte, está dirigido por una pandilla de ineptos e ineficaces políticos [a excepción seguramente de la que en realidad manda en ese ingobierno, la señora de la Vega]. Con este panorama tan nefasto, pocas cosas buenas se pueden decir de los políticos españoles.

Reconozco que tengo una especial animadversión hacia los dirigentes atuales del Partido Popular, y muy especialmente del mayor mentiroso del reino, Acebes; del cara-dura y corrupto de Zaplana o de Aguirre y compañía. Yo los considero en ala extremista del Partido Popular, en contraste con sectores mucho más moderados que vendrían a representar la derecha española moderada, como Gallardón o la inmensa mayoría de los votantes de este partido. Mis críticas, por lo tanto, van dirigidas hacia los dirigentes actuales del PP, que en el discurso y en la práctica poco tienen que ver con aquellos que en 1996 arrebataron con justicia el gobierno a la lacra corrupta socialista de entonces.

En cuanto al PSOE, en varias ocasiones he mostrado mi total rechazo a muchas de sus políticas, a la falta de iniciativa y a un estilo patético de gobernar. Para ello te doy unos enlaces harto ilustrativos:
http://comodarlelavuelta.blogspot.com/2007/01/inmoralidad-socialista.html
http://comodarlelavuelta.blogspot.com/2007/01/surrealismo-etarra.html
http://comodarlelavuelta.blogspot.com/2006/12/desmemoria-socialista-2.html
http://comodarlelavuelta.blogspot.com/2006/12/mierda-nacionalista.html
http://comodarlelavuelta.blogspot.com/2006/12/revolucin.html

Creo que la autocrítica es necesaria; en ocasiones peco de extremadamente impulsivo y caigo en el análisis facilón, en el insulto burdo o en la descalificación genérica. Siento mucho que eso sea así. El gran problema es que hay temas que despiertan especial pasión, que nos tocan de lleno o nos afectan personalmente. Hay cosas que durante estos últimos tres años me han molestado muy especialmente de la oposición al gobierno. La oposición del PP a los matrimonios gays, a los planes de igualdad, a la patética ley de desmemoria histriónica socialista, a la política antiterrorista del gobierno, a la política exterior... Básicamente, el PP ha hecho oposición a todo y contra todos, y lo que es peor aún, no plantean alternativas factibles al ingobierno socialista. Si el PP es la única fuerza capaz de hacer frente a los desmanes del PSOE, ¿qué futuro nos espera? Yo lo veo todo muy negro, que quieres que te diga...

Entiendo que mis comentarios puedan ser vistos como panfletos izquierdistas; entiendo que os moleste que tache a los franquistas, homófobos, falsos demócratas y a los salva-patrias de cavernarios; entiendo que no entendais mi modo de entender las cosas, es absolutamente razonable. Pero lo que no entiendo es el la doble moral con la que se están juzgando las cosas, y lo digo tanto para los fanáticos del Partido Popular como los del Partido Socialista. Los de izquierdas ponen el grito en el cielo cuando el PP decide no ir a las tertulias y entrevistas convocadas por el grupo PRISA; los de derechas se quejan de que los socialistas se nieguen a acudir a Tele-Espe...; no paran de acusarse mutuamente de cosas que, a fin de cuentas, todos están haciendo.

Creo que tanto el PP como el PSOE [de los partidos nacionalistas podríamos hablar otro dia, porque estos dan que hablar también] están jugando a algo sumamente peligroso y que, a fin de cuentas, solo los beneficia a ellos: a crispar el ambiente, enfrentar a los españoles de toda condición e ideología y buscar un suculento botín de aquí a un año: los votos de los españoles, lo único que en realidad interesa a este clase política de bastardos, ineptos y teatreros personajes que, por desgracia, son los encargados de gestionar la vida pública.

Xabier Cereixo dijo...

En primer lugar, Xerach, es evidente el cambio de tono en tu comentario y te lo valoro, como corresponde entre personas civilizadas. La intención no es poca cosa y yo te la aprecio: como te dije estás invitado a discutir abiertamente en esta tu casa virtual y no dudes que yo te devolveré la deferencia. Es más, como puedes ver en la columna lateral de mi blog hay un epígrafe que reza "Discutiendo con la izquierda" y me gustaría enlazar ahí tu bitácora y mantener las discusiones con cierta regularidad. Tú puedes hacer lo propio en tu blog. No me mata de placer que las comunidades de blogueros políticos sean monocolor sin que a su vez existan otras donde exista una mayor oposición ideológica. Creo que está bien que exista Red Liberal, por poner el ejemplo más a mano, como punto de encuentro entre liberales de todas las tendencias y que unos nos estimulemos a otros. Aquí existe una gran riqueza de matices que abarcan todas las variedades posibles del liberalismo. Incluso hay blogueros donde cuesta ver el liberalismo, dicho sea sin ánimo de juzgar a nadie.
No obstante creo que, no siendo incompatibles, también deberían existir comunidades virtuales de blogueros políticos de todas las ideologías. Particularmente creo que sería interesantísimo que existiese una comunidad de blogueros de izquierda y derecha que compartiesen una misma visión del sistema democrático. Creo que el sectarismo, el forofismo ideológico esteriliza.
Así que si estás dispuesto yo encantado pero... aquí vienen los peros.
No me vale eso de "entiendo que os moleste que os califique de..." o "es que a veces caigo en..." o "entiendo que no entendáis mi forma de ver las cosas", etcétera, etcétera, etcétera. No me vale. Las discusiones tienen que hacerse con corrección y civismo, con la más elemental urbanidad, sin insultar, sin calificar intenciones, aceptando que lo que el otro dice es lo que él cree verdad.
No soporto eso de discutir diciendo es que los tuyos son unos fascistas, franquistas y homófobos. Si así lo crees, demuéstralo. Es sencillo, además: tal comentario es homófobo; no aceptaron la ley del matrimonio gay porque odian a los maricones, lo que sé porque un amigo que trabaja en un catering les llevó pizzas a la ejecutiva del PP y estaban hablando de la "solución final para los sarasas a base de campos de concentración con cámaras de gas". O son franquistas porque aunque hacenm profesión de fe democrática a cada momento, en realidad si lees su programa electoral habla de instituir un régimen de partido único de ideológía joséantoniana, prohibir la libertad de rensa, cátedra, reunión, sindicación, etcétera.
Los ejemplos podían ser un millón. Lo que no vale es que Polanco insulte a medio país y sólo se haya pasado un poquito y, hombre, no estaría mal que matizase un poco sus palabras, aunque tiene todo el derecho a decirlas. Pero sí un ignoto y oscuro diputado de rovincias dice una palabra medo subida de tono se onte la de dios es cristo en los medios que todoas sabemos y en la pr5ogresía nacional os pongáis como fieras, acusando a todo el mundo de franquistas, guerracivilistas y antidemocráticos. Hay que discutir con una múínima limpieza intelectual. Honradez intelectual que no he visto por ningún lado viendo las reacciones totalmente distintas entre los boicots a Telemadrid y a la tele de Baleares y el boicot a los medios del Amo. Simple y llanamente, eso no es honrado.
No es honrado que se vaya por ahí acusando a la gente de no estar interesado en el sufrimiento de las víctimas del 11-M, y afirmar que sólo se las utiliza electoral,mente. No es honrado calificar a medio país de anticatalán sólo porque no está de acuerdo con la deriva soberanista que ha permitido el PSOE en su propio partido. No es honrado afirmar lo que un día sí y otro también afirmáis de la derecha española.
Te propongo que discutamos, Xerach, pero con argumentos, todo lo fuerte que quieras pero con argumentos.
Yo hay cosas que no acepto, aunquer sea de natural pacífico y nada rencoroso. Hay una raya que el sentido común debería identificar fácilmente, donde está el respeto y la vocación de no ofender injustamente.
Respeto por el adversario ideológico y ya está.
Es muy tarde ya. Lo esencial está dicho. Espero tu respuesta a mi invitación.
(Por cierto, no tengo tiempo de corregir las erratas, así que el texto va asíu, escrito del tirón y sin releer, disculpa las incorrecciones).

Anónimo dijo...

Oye, Xabier: Entro en tu bitácora porque está para eso, ¿no? Supongo que puedo decir lo que desee expresar,al margen de que no sea lo que quieras oír, ¿es así?. Y no me refiero a que tenga o no que comulgar con tus ideas o con las contrarias, o compartir unas de unos y otras de otros... Y debatir de ismos y esas cosas. Quiero decir que tomo la palabra para señalarte que me llama mucho la atención que contestes en tu bitácora con frases del tipo "bla, bla, bla...", "eres un pobrecito", apelativos irónicos como "señor licenciado", "con gente como tú no merece la pena discutir...". No sé. ¿Eres quizás un blogpredicador al estilo de los radiopredicadores y telepredicadores de todos conocidos? ¿Que termina sus muy lícitas argumentaciones con el insulto, la humillación y el desprecio por el contertulio? Sin ánimo de ofender, sólo para que recapacites: eres soberbio. A mí no me parece una honorable cualidad, pero a lo mejor a ti, sí, en cuyo caso es probable que no cambies. Humildemente, un lector.

Xabier Cereixo dijo...

Al último comentario anónimo:
Me parece que sólo ves lo que te da la gana. Esos comentarios que me criticas son en respuesta a otros recibidos y en su contexto están argumentados.
Es totalmente falsa la idea que intentas transmitir de que si alguien entra en mi blog con ideas diferentes de las mías por ese solo hecho se llevará una incivilizada respuesta. Es falso de toda falsedad y un insulto, de hecho.
Esas son respuestas a una persona que ha entrado en el blog a hacer afirmaciones intolerables no a defender ideas. Más intolerables aún son algunas de las ideas que defiende en su blog. Y a pesar de ello, le he ofrecido partir de cero y tener una discusión civilizada educada y basada en argumentos sobre lo que quiera ¿se puede ser menos sectario y rencoroso?
Lo único que demuestra tu comentario es una idea preconcebida. Como he dicho, me parece insultante y con tu pan te la comas.
Sin embargo, como hago siempre, te ofrezco lo mismo que a Xerach (quien por cierto no ha respondido al ofrecimiento, lo cual me dice bastante): discutamos limpiamente y en buena lid sobre lo que quieras. E incluyo en ello -si te parece que tiene alguna relevancia- mi presunta soberbia o displicencia, mi voluntad de humillar o insultar o lo que quieras.
Mientras tanto me defenderé de quien me acuse injustamente con toda la pasión de que sea capaz.
La oferta queda hecha. Es su turno. ¿Actuarás como Xerach tirando la piedra y escondiendo la mano pues no he vuelto a saber de él?
Saludos.

Anónimo dijo...

eres muy bueno, te animo a colaborar con Galicia Liberal

www.galicia-liberal.com

galicialiberal@gmail.com

enhorabuena!