sábado, marzo 31, 2007

Otra vez: ¡Bien por el Gobierno! y ¡Vivan los comics!

Hace unos días publiqué en esta su casa virtual un "Bien por el Gobierno" entre juguetón y provocador y genuinamente sincero. Por otra parte, además, se trataba de una muy breve reflexión porque problemas de salud me impiden mantenerme demasiado tiempo en el teclado. Sé que para la mayoría fue clara esa intención bienhumorada de juguetear con ese efecto sorpresa de que alguien tan clara, pública y notoriamente contrario al actual Gobierno obviara su opinión general sobre él para lanzar un elogio sin tapujos por una de sus acciones particulares. También sé que no todos han captado el tono relajado del elogio. Muchos liberales o muchos conservadores ni siquiera le ven la gracia porque consideran que a un Gobierno que está destruyendo la paz constitucional no se le debe dar ni los buenos días. Y, por último, también sé que para muchos, los que se creen más radicalmente liberales, el elogio es injustificado puesto que creen que esta acción concreta de nuestro patético Gobierno socialista es de naturaleza antiliberal.
Hecho el somero resumen, déjenme hacer alguna pequeña reflexión. En primer lugar, toquemos la cuestión anímica. Es ya un lugar común la idea de que España está crispada y lo cierto es que difícilmente se puede negar esta realidad. Las cosas políticas están muy mal para la Nación y se están dando pasos muy serios hacia la realización práctica de una idea de país que la mitad del mismo no comparte. Se están creando problemas muy graves que será muy complicado que tengan arreglo en el futuro. No es el momento de ir al detalle porque todos sabemos de qué estoy hablando. Es muy cierto la situación está para pocas gracias. Pero aún así me niego a convertirme en un organismo-palo incapaz de sonreír. Incluso aunque España perdiera Cataluña y el País Vasco, incluso aunque soltaran a los etarras, incluso aunque me prohibieran hablar en español, yo seguiría siendo un ser humano con ganas de vivir mi vida. Es cierto que tenemos un Gobierno que hace sentir vergüenza, pero, coño, no exageremos que seguimos teniendo una vida. Yo, por ejemplo, en cualesquiera circunstancias yo seguiré empleándola para leer comics y disfrutarlos.
Ahora un par de cosillas ideológicas. Algunos creen que es antiliberal la existencia de un reconocimiento oficial de la Nación a los artistas de diversas artes. Yo no lo creo. Creo que sería antiliberal un premio gubernamental y partidista, y creo que, seguramente, el actual Gobierno hará que el citado premio así lo sea mientras habite Rodríguez en La Moncloa. Pero me sigue pareciendo bien que España haga un reconocimiento público y oficial a un arte que, además, ha tenido que sobrevivir siempre contracorriente, teniendo que superar un cierto desprecio por parte del estamento cultureta. Siempre se ha considerado a la narrativa gráfica como una especie de artesanía para críos, lo que no se corresponde con la verdad. Este premio puede contribuir a reparar, en mi opinión, una injusticia y está muy lejos de suponer algo parecido a una subvención a una industria que no logra tener éxito, que es lo que parecen entender algunos liberales. Yo no veo lo antiliberal por ningún lado.
No me duele en prendas decir que el Gobierno hace algo bien. Es más, me encantaría poder decirlo más a menudo. No hay que exagerar viviendo avinagrados y, más aún, creo que conservar el buen humor será muy necesario para afrontar lo que aún nos espera con este Gobierno.
Así que, conclusión, aunque este Gobierno sea un desastre ¡vivan los comics! Y ¡bien por el Gobierno!

2 comentarios:

El Cerrajero dijo...

La verdad es que tenemos un (des)gobierno de tebeo.

Anónimo dijo...

Visita el Video de YouTube: Era en Abril: La Educación en Cataluña y el Integrismo en España

Mientras que los políticos catalanes llevan a sus hijos a elitistas colegios privados donde los niños ni siquiera estudian catalán, hacen todo lo posible por convertir a los hijos de los demás en integristas ciegos de odio hacia todo lo español y hacia la cultura española.

Este genocido cultural ha llevado a que decenas de miles de profesores hayan tenido que irse a vivir a otras provincias, así como miles de familias que no estaban de acuerdo con la doctrina catalanista que pretendían inculcar en sus hijos.

Con la total connivencia de los gobiernos de Madrid, incapaces de defender los derechos de millones de españoles que viven en esta región, los políticos catalanes cada vez van más allá, oprimiendo a los niños, vigilándolos en los patios, y tratando de destruir sus raíces culturales.

En estos momentos no hay ni un sólo grupo político que plantee iniciativas reales que alivien esta injusta situación. Ni siquiera el nuevo partido político Ciudadanos - Partido de la Ciudadanía - ha tenido ni el coraje ni la imaginación suficientes para llevar a reflexionar a la sociedad catalana y española acerca de lo que está pasando. Sus dirigentes, gente hueca y oportunista, no han demostrado dedicación más que para colocar a los suyos en el poder, incumpliendo tanto en la letra como en el espíritu el programa con el que se presentaron a las elecciones Autonómicas del 1 de noviembre pasado.

Visita el Video de YouTube: Era en Abril: La Educación en Cataluña y el Integrismo en España

http://youtube.com/watch?v=SV3GYyDmSo0