viernes, junio 29, 2007

Ya lo sé, odias el capitalismo y la falsa democracia liberal

Conozco a mucha gente que piensa como tú. De hecho, con los matices de cada persona, la mayoría de la gente piensa así. Incluso muchas personas presuntamente derechistas comparten tus críticas y asumen el discurso de lo malo y brutal que es el capitalismo, de lo malvada y brutal que es nuestra Historia, de lo falsa que es nuestra presunta democracia. Me resulta muy gracioso, porque habiendo tal sobreabundancia de críticos con el sistema no soy capaz de encontrar en ningún sitio la lógica y esperable huída masiva de la población de los países capitalistas con falsas democracias hacia países donde no se haya desarrollado aún el capitalismo, o donde pervivan aún las genuinas democracias populares o donde se haya impuesto un ilusionante régimen islámico.
Ni siquiera soy capaz de encontrar a esos millones y millones de personas que en países donde se ha desarrollado el repugnante capitalismo deberían abandonar las ciudades, el modo de vida consumista, y la culpable colaboración con el criminal sistema, y que, dado que es perfectamente legal hacerlo, deberían estar probando a desarrollar modos de vida alternativos por todas partes.
Al contrario, lo que veo por todas partes son millones de personas intentando llegar a los países capitalistas para que los exploten y les hagan la vida imposible con un trabajo, vivienda, agua potable, ropa e, incluso, las muchas comodidades y lujos de que gozan las clases menos pudientes en las sociedades capitalistas (móvil, televisor, coche, libros...). De hecho, en el colmo de la crueldad, en los países neoliberales que practican el capitalismo salvaje, su población tiene la esperanza de vida más prolongada jamás alcanzada por el ser humano: sin duda, los capitalistas disfrutan viendo como sus esclavos son torturados a base de consumismo y libertad para escribir, participar en política, criticar lo que a cada uno le de la gana, durante mucho, mucho tiempo.
Sí, es extraño el ser humano: de todos los países sin capitalismo vienen millones y millones de personas a vivir tan mal, triste y vacuamente durante tan largo tiempo. De todos los países sin falsa democracia vienen hacia aquí y resulta que pueden elegir a los políticos de los ayuntamientos en que se instalan. Y, curiosamente, ellos, que conocen lo maravillosa que es la vida sin la estúpida sobreabundancia de bienes materiales que siempre denuncias, cuando llegan aquí se dedican a ganar dinero y comprar cosas.
Qué raro es el ser humano, no cabe duda. Me pregunto qué harás tú, querido crítico anticapitalista para no tener que soportar esa banal sobreabundancia de bienes materiales o para no tener que aguantar la libertad para expresarte como lo haces cuando nos das la paliza con tu discurso de perseguido a quien nadie persigue (¿delirio de persecución político?). Me pregunto si renunciarás a todo lo que la democracia liberal y capitalista te puede dar. Si enfermas ¿no compras medicinas ni acudes al médico? Si algo te disgusta ¿no usas de la libertad para criticarlo e intentar cambiarlo? Si has de trasladarte ¿no utilizas medios de transporte? Si has de vestirte ¿con qué ropa moralmente intachable consigues hacerte? Si necesitas algo ¿practicas el trueque para no manchar tus manos con el criminal dinero? Si eres objeto de violencia, si tu madre es secuestrada en un banco ¿no requieres de la ayuda de la policía? Si hablas español o inglés ¿te lavas la boca con lejía para no sentirte contaminado por tales instrumentos del diablo imperial?
Qué soberbia. Tus planteamientos son el colmo de lo acomodaticio, de lo burgués, de lo conservador, de lo viejo, anticuado y fuera de lugar. El éxtasis en negativo del señoritingo que disfrutando de todo se permite desdeñarlo. A quienes verdaderamente lo pasan mal en el mundo y han de soportar la verdadera ausencia de libertad y democracia, a quienes tienen que soportar la terrible carencia de absurdos bienes materiales, tú no le parecerías ni un amigo ni un aliado. Antes al contrario, le parecerías un cínico, un gilipollas, y un enemigo que se interpone a su natural deseo de mejorar y disfrutar de todo lo que nosotros ya tenemos, tú incluido . SIN DUDARLO NI UN SEGUNDO, MIL MILLONES DE PERSONAS EN EL MUNDO SE CAMBIARÍAN POR TÍ PARA TENER QUE SOPORTAR ESTOICAMENTE ESTE HORRIBLE SISTEMA.
No te consueles pensando que tenemos lo que tenemos porque lo obtenemos por la fuerza. Si ves el mapa del mundo, el hecho de tener riquezas no garantiza en absoluto que un país y su gente sean ricos. Eso sólo puede dar el capitalismo y la democracia, el imperio de la ley. No te consueles pensando que el capitalismo occidental mantiene en la pobreza a los países pobres. A Occidente le conviene la existencia de países ricos. No te consueles pensando que "las recetas neoliberales" han fracasado en sitios como América Latina: su situación se deriva de no haber aplicado las pocas y lógicas reglas del capitalismo. Que hay Gobiernos mejores y peores, actitudes mejores y peores en los países ricos. Pues claro. Somos humanos. Los que creen que es posible un sistema perfectamente ético, científicamente igualitario y absolutamente solidario con el género humano no sólo es un idiota, es un peligro con patas. Ese tipo de ideas ha creado las pesadillas autoritarias, como los cien millones de muertos del comunismo. Nunca dejará de haber ignorantes, indecentes soberbios, revolucionarios de salón, aficionados a la crítica del capitalismo como quien hace crucigramas, y aún orgullosos poseedores de carné red-green-fashion, conciencia tranquila por 20 euros al mes.
Siempre habéis estado ahí, y siempre estaréis; mientras la Humanidad lucha, vosotros sois el fardo inútil. Sin embargo, no deberíamos ignoraros porque lleváis dentro la semilla de la destrucción. Puede que un día la quema de coches en Francia no se detenga. Puede que un día el odio a a lo que los hombres hemos ido consiguiendo pese más que las fuerzas para continuar. Quién sabe, puede que un día la locura se adueñe de Occidente. Puede que un día vuelvan los tiempos de la lucha extrema contra el totalitarismo porque hemos olvidado ya que nuestros abuelos conocieron el significado de esa lucha y su cruda realidad. Empieza a quedar tan lejos la primera parte del siglo XX que ya no sirve de vacuna para individuos como tú. Tal vez un día perdamos lo que a ti te parece tan horrible. Quizás entonces aprenderías a valorarlo. O quizás no. Quizás no hay sitio en tu cabeza para la Razón. Quizá seguirías pensando en la utopía como programa político. Y si fueseis muchos, volveríais a regar de sangre la faz de la Tierra. Si solamente fueseis capaces de comprender qué se ha conseguido con capitalismo y democracia liberal. Si solamente fueseis capaces de usar vuestra energía negativa en mejorar las cosas, seguramente iríamos más deprisa en sacar a seres humanos de la pobreza, del analfabetismo, de la enfermedad. Si solamente emplearais vuestro odio en tratar de mejorar las cosas, quizá conseguiríamos detener el deterioro de la democracia liberal, quizá podríamos invertir la tendencia perfeccionando los sistemas de participación política, quizá consiguiésemos detener el absentismo participativo de la ciudadanía.
Claro que estamos lejos de la perfección, pero eso no es razón para apostar por el fuego y la destrucción. Sé que odias el sistema y tu odio podría ser una bomba o un motor. Por el momento sólo te veo dar cuerda al mecanismo de la catarsis a base de sangre, fuego y sufrimiento. Que Dios se apiade de todos nosotros.

miércoles, junio 13, 2007

Inconsciente siglo XXI


Parece que en Yahoo Inc alguien ha tenido un pequeño ataque de conciencia por su colaboración con la represión con las autoridades chinas. O quizá sólo sea un ataque de pudor. Es apenas un ejemplo, porque el caso es que este mundo nuestro ha decidido taparse las narices en sus relaciones con una potencia criminal sumamente peligrosa para la salud democrática general. Se trata a ese país como si fuese un país normal y corriente. O peor aún, se le trata con un miedo reverencial que está envalentonando a su partido único. El mundo ha caído en el más despiadado cinismo. Hubo una época en que USA y cincuenta países más le hicieron un sonoro boicot a la URSS en sus juegos olímpicos, pero en la nuestra iremos todos a Pekín a celebrar su repugnante política de atropellos a los derechos humanos. No dejaremos que se nos arruine un buen negocio.
Parece que el comienzo del siglo XXI es el de la alegre inconsciencia. Mientras nos ponemos idiotas con el calentamiento global dejamos que China fusile y encarcele disidentes a mansalva sin decir jamás esta boca es nuestra. Y la premiamos con unos juegos olímpicos, y le dejamos que compren empresas en los países democráticos. Al fin y al cabo, tampoco ponemos reparos al dinero del totalitarismo islámico de países como Arabia Saudí. Ahora hasta invitamos a nuestros salones a Gadafi, antaño ogro entre los ogros ¿Qué será lo próximo? Apuesto por un Irán convertido en potencia nuclear, que es la mejor tarjeta de visita posible.
En el pecado llevaremos la penitencia. Creo que cada día es más imprescindible un gran club de países democráticos que se alce como alternativa a la ONU.

jueves, junio 07, 2007

Basura progre. Enric Sopena, la extrema derecha y el PP


Enric Sopena:
"Hace demasiado tiempo que, en cuestiones de fondo, peperos y falangistas son intercambiables. Hace demasiado tiempo que la extrema derecha se alberga, de hecho, en Génova 13".
Artículo en el periódico digital El Plural.

Enric Sopena es un conocido propagandista socialista que rindió siempre grandes servicios al PSOE, tanto en la época del felipismo como ahora en el zapaterismo. En este comentario el propagandista pone de relevancia una presunta coincidencia argumental entre Falange y el PP.
Esta táctica, en cambio, no les produciría a los socialistas ningún rubor. Al presunto centro-izquierda nunca le ha importado coincidir ni en la palabra ni en la acción en la extrema-izquierda. En su hiperlegitimidad, la izquierda considera que los crímenes del comunismo son de diferente naturaleza que los de la extrema-derecha. En su sectarismo, hay crímenes buenos y crímenes malos.
Sin embargo, ni la más hábil propaganda del mundo puede ocultar las diferencias morales del comportamiento de los moderados de derecha e izquierda. Mientras los primeros repudian de palabra y en sus actos a los extremistas supuestamente de derecha, los segundos no sólo no repudian de palabra a la extrema-izquierda sino que forman gobiernos con ellos, establecen estrategias conjuntas y son, por activa y por pasiva, grandes amigos. ¿Escribirá Sopena un artículo sobre esto? Me parece que no.


Nota: Inauguramos hoy Basura progre. Se trata de una sección de breves comentarios a partir de citas en las que se da la palabra a los falsos demócratas progres, especialmente, los más conocidos.

Zapatero habla con su abuelo acerca del proceso de paz.


Rodríguez Zapatero, coge una foto del abuelo y le habla del momento difícil que atraviesa su proceso de paz:

"Será un proceso largo, duro y difícil, ya lo sabes, abuelo. Pero si los fachas no nos montaron una revolución en la calle, si nuestros simpatizantes tragaron y si nuestros votantes no se abstuvieron en mayor medida que los de la caverna después de las dos muertes accidentales de fin de año en la T-4, no me cabe ninguna duda de que un simple comunicado no va a provocar un cataclismo.

Yo creo que nos hemos currado bien eso de la política informativa. Tengo que reconocer que tanto los chicos de Don Jesús como los que de otros medios nos han ayudado mucho. No me extraña que los líderes soviéticos les llamaran aquello de "tontos útiles" a los intelectuales de Occidente que les apoyaban. Es un pensamiento feo éste, abuelo, lo sé, pero si uno quiere ser un gran dirigente capaz de imprimir cambios históricos en la sociedad tiene que saber endurecer un poco su corazón. Cuando dije que el poder no me cambiaría pequé de ignorancia porque no sabía con lo que me encontraría, lo reconozco. A veces hay que valerse de la buena voluntad de la gente. Bueno, como te decía, los chicos de la prensa nos han ayudado mucho a tener controlada a la opinión pública. Tienes que pensar que hace muy poco tiempo nuestros votantes y simpatizantes nos apoyaban en lo del consenso con el PP en materia de terrorismo y que fui yo mismo el que propuso lo del Pacto por las Libertades. Pero, bueno, también Felipe obligó a todo el mundo a seguirle cuando cambió de opinión en lo de la OTAN. Ahí hay una gran lección, abuelo, porque Felipe fue un gran líder, aunque sea un poco cabroncete y no pierda ocasión para darme alguna que otra colleja.
Se me va la cabeza. Volvamos al asunto.
Yo creo que la opinión pública la tengo controlada y que los nuestros me van a apoyar haga lo que haga. No me van a poner en dificultades ahora que por fin tienen a alguien que merece la pena en la Moncloa. El problema puede venir por los fachas, pero yo creo que también están controlados. Yo sé muy bien que no son fascistas ni nada, pero esto lo aprendí del PSOE de la Segunda República. En aquel momento decíamos que los de la CEDA eran un peligro fascista para España aunque no lo fuera, pero convencimos a tantos que ellos mismos se sentían acobardados. Recuerda que ganaron unas elecciones y no se atrevieron a reclamar el Poder. En eso el Losantos tiene razón: tienen tantos complejos que les llamas fachas y se ponen a temblar. Ahora no se van a atrever a radicalizar mucho su mensaje, aunque no me apoyen.
Y eso está muy bien porque el gran peligro para el proceso de paz está en que ETA vuelva a matar y que los del PP sepan sacar partido de eso como hicimos nosotros en 2004. Sin embargo, como no van a querer pasar por ser los tipos que sacaron partido de la sangre provocada por los etarras se van a cortar mucho. Además ellos no cuentan con nuestro poder mediático. No es una cuestión de medios, sino de periodistas, porque la mayoría son de los nuestros. Y los pobres no se enteran: hay que ver qué malos son en el terreno de la comunicación. Esperemos que no aprendan, porque es nuestra gran ventaja. En fin...
De modo que no creo que haya que dejar de negociar con los de ETA, haya o no haya comunicado y haya o no haya asesinatos. Todo el mundo sabe que el proceso será largo, duro y difícil. Y no sólo eso: yo creo que la verdad de fondo de todo esto ya ha calado en la sociedad. Muchos saben ya, por lo menos la inmensa mayoría de los progresistas, que ETA está equivocada en su praxis terrorista pero que en su lucha hay una parte de razón. Igual que se discute cada vez menos que lo de la soberanía española indivisible no pasa de ser una opinión discutible y discutida (como bien dije de la propia nación española) y que los vascos tienen derecho a decidir su futuro. Digan los que digan los nacionalistas españoles, que no pueden evitar ese ramalazo franquista que los distingue, el hecho nacional español es muy discutible. A la mayoría de los españoles les daría igual que Euzkadi, Cataluña o algunas otras nacionalidades se independizasen. Los españoles no somos muy progresistas con esa cuestión. Si España se organizase en una especie de confederación no iba a pasar nada. Estoy seguro porque esa idea es muy de izquierdas y España es de izquierdas. Siempre lo ha sido. Claro que estas cosas no me las dejan decir en público los de márquetin, pero yo creo que todo el mundo sabe lo que pienso.
Bueno, abuelito, voy a descansar, que mañana hay que seguir luchando por los grandes retos a los que estoy destinado. Por ejemplo, conseguir que España sea una verdadera democracia donde también los vascos puedan disfrutar de las libertades que ahora les están vedadas. Es la única forma de que este país sea pacífico y los etarras y los franquistas dejen de provocar esta absurda guerra en la que los demás tenemos que soportar su constante violencia.
Sí , abuelo, será largo, duro y difícil, pero sé que lo conseguiré y que pasaré a la historia como el pacificador de España y la conversión de nuestro país en una república federal, justa, laica y progresista. No es un sueño, es un programa político realista. Paz infinita, abuelo.

miércoles, junio 06, 2007

Principe de Asturias para Al Gore. La enfermedad que nos corroe


Papanatas, paletos por doquier. Eso es lo primero que pensé al conocer que se había premiado con el Príncipe de Asturias a Al Gore. En su momento ya lo pensé también cuando el tipejo se presentó aquí con su pinta de yanqui progre rico y el stablishment español al completo cayó rendido a sus pies. De la progresía no cabe esperar otra cosa, pero no nos consolemos estúpidamente: en la progrelandia derechosa el papelón fue el mismo. Lean estos días de exaltación del apocalipsis climático las páginas teledirigidas por ese movimiento antihumanidad que es el ambientalismo radical. Si eso es periodismo yo soy la pantera rosa. ¿Donde está el constraste de fuentes?¿Dónde se informa con rigor al lector de que el origen humano del calentamiento global es una mera hipótesis? ¿Dónde se pone de manifiesto lo mucho que tiene de contario a la ciencia, a la lógica, al mero sentido común, esa hipótesis? ¿Se puede entender que un movimiento tan profundamente anticapitalista como el ecologismo dicte las páginas de los periódicos presunamente liberales?
Cualquier periodista con un mínimo sentido de la ecuanimidad que se acerque a la controversia sobre el cambio climático debería escapar como el gato del agua de esos titulares catastrofistas que nos anuncian los profetas del desastre. Cualquiera con un mínimo respeto por la humanidad debería al menos preguntarse si esta locura mediático-política tiene el menor sentido.
¿El cambio climático debe ser una prioridad para la humanidad? ¿No tenemos unas cuantas cosas más urgentes en que gastarnos esa fabulosa cantidad de dinero que según Kioto debemos gastarnos en parar el océano con un dedo?¿Por qué nunca leeremos en un titular que no hay nada que la humanidad pueda hacer para evitar el cambio climático? ¿Por qué tenemos que gastar esa cantidad ingente de dinero en retrasar unos pocos años lo inevitable? ¿Se ha vuelto loco todo el mundo?
Viene el ricacho progre a decirnos que hay que detener el progreso y en vez de darle una patada en el culo lo que hacemos es ponerle unos cuantos cheques más en la mano para que pueda seguir manteniendo un estilo de vida que es exactamente el contrario al que predica.
Siento no sólo pena sino una tremenda desesperación al pensar que son cínicos como este los que marcan el valor moral de nuestra civilización. Una enfermedad terrible está corroyendo la más fabulosa cultura que ha sido apaz de crear la humanidad a lo largo de su historia. La cultura de la libertad, de la autonomía personal, de la larga vida, del ocio, del arte, del progreso material, de la ciencia está siendo socavada por un autodesprecio increíblemente difícil de explicar.
Estos apóstoles del apocalipsis que tanto partido le sacan al capitalismo acabarán provocando el colapso ético e intelectual si la resistencia a su cruzada contra el Hombre sigue sin crecer lo suficiente. La resistencia contra este tipo de hipócritas, el demagogo movimiento antioccidental que los sustenta y los valores populistas que intentan imponer al mundo libre es ya una urgencia desesperada. No podemos perder más terreno. Cada día que pasa nos acercamos al punto de no retorno.
Basta de Kioto, primero tenemos que vencer al hambre, a enfermades fácilmente superables, a la ausencia de libertad, a la falta de agua potable, a la ausencia de oportunidades materiales. Déjense de joder con ese absurdo de querer controlar el clima ¿No se les ocurrió algo más difícil como reto? Qué se yo, como ir a por un a estrella y atarla a la Luna. Ya puestos. Hay gente que prefiere a los delfines a las personas. Bien, son muy libres. Pero no hay ninguna razón para que las personas razonables hagamos de su delirio un dogma de fe.
Acaban de darle el Príncipe de Asturias a una ideología dogmática que es un peligro para la libertad y el progreso. Y lo han hecho en la persona de un hipócrita que ha hecho de esa ideología un negocio muy lucrativo. No puedo imaginar un premio peor fallado.