jueves, julio 05, 2007

Basura progre: ¡Soy progre!

La verdad es que pensaba que en un mundo en que hasta una parte de la izquierda se aburre de sí misma y encuentra bastante insoportable la corrección política (especialmente, los izquierdistas vitalmente más libres) lo de ser progre era como lo de ser hortera, algo que siempre son los demás. Sin embargo, hay en esta viñeta una cierta reivindicación del calificativo que no deja der ser sorprendente.
Por otra parte, la viñeta habla bien a las claras de la consideración que merece a ciertos ojos aquel que osa hacer algo tan inocente como calificar de progre a otro. Sobre todo teniendo en cuenta que en campo contrario los calificativos más usados para una similar caricaturización son los de facha, franquista o derecha extrema. En fin, "retrogrados, ignorantes y chungos".

Viñeta: Mauro Entrialgo

Nota del autor: Mauro Entrialgo es un muy brillante autor de comics español. Independientemente de la discrepancia manifestada en este "post", las obras de Entrialgo han sido para mí fuente de disfrute desde hace muchos años. Siento una gran admiración artística por este autor.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que se puede esperar de un tipo que publica en "El Jueves"...

Mauro dijo...

Creo que no has entendido el chiste (que además, descontextualizas). Todo lo contrario de progresista es reaccionario, todo lo contrario de intelectual es ignorante, todo lo contrario de guay es chungo. Es una simple broma gramatical con la paradoja que hay en utilizar como insulto una palabra que, pese a la degeneración que ha sufrido por su uso indiscriminado, no tiene por qué ser negativa. Por otra parte soy consciente de que esta reciente sobreutilización es consigna que nace de la necesidad de encontrar en la derecha un calificativo despectivo de la izquierda con igual carga de rechazo popular que "facha".

Respecto a lo que dice anónimo: en "El Jueves" se puede encontrar la libertad de opinión y la independencia (pese a que recientemente RBA ha adquirido el 51% de momento no se ha dejado notar) que no existe en este momento en ningún otro medio profesional de este país.

Como ejemplo de esta independencia puedo recordarte que la primera utilización de la palabra "progre" con ánimo crítico es de Jose Luis Martín (en su personaje Quico el progre), uno de los históricos autores del semanario.

Saludos. Pese a tu discrepancia, se agradece mucho la redacción civilizada de tu post.